Microsoft lanzará 11 ediciones de Windows 7

Proveedor de ServiciosProyectos

Ese será el número de modalidades que los de Redmond pretenden sacar al mercado, prácticamente una copia de las que publicaron con Windows Vista si tenemos en cuenta las de 32 y 64 bit.

Mike Ybarra, director general de Windows, ha asegurado en el sitio de prensa de Microsoft que Windows 7 estará compuesto por dos ediciones principales, Home Premium y Professional. “La primera es recomendable para el mercado de consumo, mientras que la segunda es la opción ideal para empresas y usuarios que trabajen desde casa”.

La clave de sus palabras radica en “edición principal”. De hecho, existirán hasta 6 versiones que giran en torno a estas dos, tal y como ya sucedió con Windows Vista. Esta parece ser la lista definitiva:

windowsvistalogo.jpg

  • Starter Edition
  • Home Basic (disponible solo en mercados emergentes)
  • Home Premium
  • Professional (reemplaza a la Business)
  • Ultimate
  • Enterprise

Por supuesto, si contamos con las variedades en 32 y 64 bit, la cifra prácticamente se duplicaría. En este sentido, el mercado OEM debería consolidar las versiones Windows de 64 bit, toda vez que ya muchos equipos cuentan con memoria de 4 GBytes o más, lo que invalida la utilización de cualquiera de las variedades de 32 bit.
En total no serán 12, sino 11, ya que Starter Edition no estará disponible en versión de 64 bit.

Lo que todavía queda por ver es si aparecerán más versiones reducidas para el Viejo Continente en las que no se integre Windows Media Player o Internet Explorer.

Efectivamente, la línea de productos de Windows 7 es esencialmente la misma que para Windows Vista. La mayoría de compradores de ordenadores deberán elegir entre las dos versiones primarias anteriormente mencionadas, Home Premium o Business.

Actualmente, el mercado OEM ofrece muy pocas licencias de las ediciones Basic y Ultimate. Un gran porcentaje de ordenadores incorpora Premium y en algunos casos Business.

Esto es debido a que, por un lado, Home Basic ofrece muy pocas cosas, mientras que Ultimate es demasiado cara. Teniendo en cuenta la baja demanda de estas variedades, ¿por qué Microsoft debería mantener toda esta línea de productos?, ¿por qué comercializar tanto Basic como Starter Edition en vez de una sola para resultar menos confuso al usuario final?, ¿no sería conveniente enfocar una de estas al mercado de los netbooks?

La de Microsoft es una estrategia singular en este sentido, ya que no parece contemplar las necesidades reales de mercado que ya se han puesto de manifiesto con Windows Vista. De hecho, si Windows tuviera un competidor con las mismas posibilidades, si tuviera una alternativa real, probablemente no lanzaría tal variedad de versiones que termina confundiendo a los compradores.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor