Microsoft lucha por el uso perpetuo y gratuito de las patentes de Nortel

EmpresasMercados Financieros

Un acuerdo de 2006 garantizaría licencias libres de copyright a nivel mundial, por lo que ni Google ni otro posible comprador podrían hacerse con las patentes de Nortel bajo los actuales términos de venta, según denuncia Microsoft.

Microsoft ha reclamado ante un tribunal de quiebras de Delaware, “licencias mundiales, perpetuas y libres de copyright para todas las patentes de Nortel” en base a un acuerdo firmado en 2006. Es decir, que los convenios existentes deben ser transferidos con la compra al nuevo propietario de la propiedad intelectual, que abarca campos como la tecnología inalámbrica, redes ópticas, voz, Internet y semiconductores, entre otros.

    El acuerdo de 2006 debe seguir "siendo aplicable a los compradores de las patentes transferidas", explica Microsoft
El acuerdo de 2006 debe seguir “siendo aplicable a los compradores de las patentes transferidas”, explica Microsoft

Google ya ha puesto sobre la mesa 900 millones para las más de 6.000 patentes y solicitudes de patente del que una vez fue poderoso fabricante de equipos de red y que en 2009 acabó declarándose en quiebra. Pero la venta todavía no está cerrada. Se espera que compañías tecnológicas como Apple, Ericsson y RPX se enfrenten hasta finales de mes, subiendo la puja hasta los mil millones de dólares.

Los bienes podrían ser vendidos a un sólo comprador o divididos en partes, que acabarían en manos de distintas compañías.

Nortel asegura que Google ha accedido a comprar el paquete de patentes sujeto a todas las licencias comerciales existentes, pero esta declaración de intenciones no es suficiente para Microsoft que busca una redacción final contundente.  El fabricante de ordenadores Hewlett-Packard y los de teléfonos Nokia y Motorola también han presentado sus respectivas objeciones a los términos de venta.

Con este panorma, la compañía que se haga con las patentes de Nortel ganará poder de negociación para acuerdos de licencias cruzadas y de defensa contra pleitos, pero también tendrá que navegar en el laberinto de los acuerdos existentes, tal y como señala Reuters.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor