Microsoft no quiere netbooks

Empresas

La estrategia de revivir y “regalar” licencias de Windows XP para impedir verse superado por Linux en el segmento del netbook ha pasado factura a los ingresos de Microsoft. Quizá por ello, con el lanzamiento de Windows 7, la compañía apuesta por el portal ultraligero frente al netbook y también para luchar contra Apple.

Ese fue el enfoque de Steve Ballmer en la reunión anual con los analistas financieros, tras la presentación de resultados trimestrales más que discretos. Ballmer prometió para la temporada navideña toda una serie de computadoras ultra-delgadas “para los clientes que quieren una pantalla y teclado completo cuando van a comprar un netbook”.

“Cuando un cliente dice que quiere un netbook con una pantalla más grande, nosotros diremos, aquí tienes un ultraportátil”. “Queremos que la gente obtenga un mayor rendimiento y un peso ligero y se gaste más dinero (del que vale un netbook) con nosotros y con Intel, HP, Dell y otros.

Por supuesto en equipos comandados con Windows 7, que en su versión básica Starter Edition, costará entre 45 y 55 dólares por licencia, obviamente bastante más caras que las de Windows XP, prácticamente regaladas para impedir la implantación de Linux.

La apuesta por los ultraligeros con 7, viene cuando se ha conocido que a pesar que el netbook supone el 11 por ciento del negocio PC cliente de Microsoft ha perjudicado a sus ingresos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor