Microsoft pone en marcha una estrategia para hacer frente a los Chromebooks

MovilidadPortátilesSistemas OperativosWorkspace

La compañía de Redmond tiene un plan para aumentar el atractivo de Windows 10 entre los fabricantes de portátiles lowcost.

Microsoft ha llegado a acuerdos con los vendedores de portátiles para reducir las tarifas de licencia para Windows 10 en los modelos que lancen en 2017, en una medida que supone la reducción de costes para los modelos lowcost con un tamaño inferior a las 14,1 pulgadas.

Los cambios en los precios de las licencias entrarán en vigor el 1 de marzo, revelan en Digitimes, donde explican que los cargos que se aplican por instalar Windows 10 en los portátiles varían en función del tamaño de pantalla, si se trata de mercados emergentes, modelos lowcost, de gama media o premium, así como si es un equipo 2 en 1 o convencional.

Entre las razones para reducir las tarifas de licencias del sistema operativo de Microsoft, una de las más importantes es la presión que sufre la empresa de Satya Nadella por el empuje de los Chromebooks.

En ese sentido, hay que recordar que marcas como Acer, Asus, Lenovo, Dell y Samsung han lanzado Chromebooks, ya que Google no cobra licencia para instalar Chrome OS, lo que les permite ofrecer precios más bajos en esos modelos que en los portátiles gobernados por Windows 10.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor