Microsoft implanta por defecto la encriptación de las búsquedas en Bing

Tras las revelaciones del espionaje llevado a cabo por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de EEUU, Microsoft fue uno de los gigantes TIC que prontó apostó por incorporar un cifrado más fuerte y seguro en sus sistemas para proteger mejor los datos de sus clientes.

Ahora, con este cambio en su buscador, la compañía admite que puede afectar a los vendedores y a las inciativas publicitarias, pero considera que prima “una experiencia de búsquedas más segura para los usuarios”, tal y como recoge en su blog corporativo.

No obstante, para intentar cubrir las necesidades de todas las partes, el gigante del software proporcionará una cadena de referencias para que los vendedores y webmasters puedan identificar de dónde proviene el tráfico en Bing, aunque no incluirá los términos de las búsquedas.

“Para proteger aún más la privacidad de nuestros usuarios no vamos a incluir los términos de consulta utilizados. Seguiremos proporcionando a los webmasters y anunciantes algunos datos disponibles a través de diversas herramientas pero sin comprometer la seguridad de la información de los clientes“, ha afirmado Duane Forrester, director senior de productos de Microsoft.

Estos profesionales podrán acceder a datos limitados durante un plazo de consulta, pero Microsoft asegura que su información nunca estará en riesgo.