Microsoft se enfrenta a una multa millonaria en la UE por bloquear navegadores alternativos

NavegadoresSistemas OperativosWorkspace

Las autoridades comunitarias tienen previsto anunciar la sanción por una práctica reincidente antes de que finalice el mes.

Los responsables de competencia de la Unión Europea están a punto de decidir sobre el caso que implica a Microsoft en el bloqueo de la libre elección de navegadores, y lo harán con consecuencias nada favorables para la compañía que dirige Steve Ballmer, según informaciones de Reuters.

Y es que las autoridades comunitarias habrían encontrado culpables a los de Redmond, que justificaron como un “error técnico” el hecho de que 28 millones PCs gobernados por el sistema operativo Windows 7 no mostrasen a sus usuarios la pantalla de libre elección para optar por un programa diferente a Internet Explorer.

Esto les habría hecho romper el pacto alcanzado en 2009, cuando la UE ya acusó de las mismas prácticas desleales a Microsoft y la compañía respondió incorporando dicha pantalla, evitando una multa del 10% de su facturación global.

El hecho de ser reincidente habría molestado a la Comisión Europea que planearía sancionar al gigante del software con una multa significativa a finales de marzo. O, más concretamente, “antes de las vacaciones de Pascua”, según señala la agencia de noticias, que sin embargo contempla la posibilidad de retrasos en la decisión por cuestiones de procedimiento burocrático.

Esta no sería la primera vez que Microsoft es sancionado en el Viejo Continente. Anteriormente ha tenido que enfrentarse a un pago de 1.600 millones de euros por no proporcionar datos a un precio razonable a sus rivales, forzar a los desarrolladores a crear software para sus productos y vincular su reproductor a su sistema operativo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor