Microsoft se reinventa con Windows 8

CloudEmpresas

El diseño de Windows se acerca al del sistema operativo móvil e incluirá controles táctiles, diseño de aplicaciones “sin código” e integración total con la “nube”.

Con una interfaz totalmente renovada y muy similar a la de Windows Phone, Microsoft ha presentado hoy la versión “más novedosa” de Windows, el sistema operativo por excelencia de los últimos 16 años. En un momento en el que el PC atraviesa la peor crisis de su historia, Microsoft ha sabido captar el mensaje de los mercados y reformular Windows con una propuesta lo suficientemente alejada del ordenador de sobremesa como para evitar reminiscencias, y lo suficientemente unida a él como para evitar comparaciones odiosas con el iPad.

Así, se podría decir que Windows 8 es una plataforma pensada para ser efectiva a través de una  interfaz táctil, pero también de manera tradicional, desde el teclado y el ratón. En la presentación de Windows 8 que ha tenido lugar esta tarde en la conferencia de desarrolladores Build, da la impresión de que Microsoft ha querido contentar a todos y tocar todos los palos en lo que a innovación se refiere.

Uno de los pilares de la nueva versión de Windows es la integración con la “nube”. La compañía ha invertido tiempo y esfuerzo en reforzar sus sistemas cloud, permitiendo un rápido arranque (ocho segundos, según ha asegurado la compañía durante la presentación) y almacenamiento del sistema desde una llave USB, habilitando la configuración online. La voluntad de hacer llegar la “programación” a todos los públicos también es una premisa fundamental en Windows 8, que permite servirse de diversas aplicaciones para construir rápidamente y sin saber código aplicaciones en HTML5 y Javascript que sirvan para Windows 8 y Windows Phone.

Por otra parte, el acercamiento más que evidente al diseño del sistema operativo móvil se deja notar también en la forma de interactuar con el sistema. Windows 8 permite una amplia gama de periféricos al margen del ratón, además de incluir controles táctiles y por voz.

Aunque algunas de sus funciones se han comparado con el LaunchPad o Mission Control, de Lion, lo cierto, es que Microsoft no se ha limitado a hacer un lavado de cara efectivo a Windows, que escora hacia su versión móvil, sino que ha puesto sus esfuerzos en reformular el sistema operativo desde la base, así como la manera del usuario de interactuar con él.

Microsoft todavía no ha confirmado la fecha de salida de Windows 8, pero es probable que esté disponible en periodo de prueba a partir de enero de 2012. El lanzamiento oficial tendría que esperar previsiblemente hasta mediados de año.

La tienda de aplicaciones para la nueva versión del sistema operativo ya es también una realidad, y, como novedad, Microsoft ha decidido ofrecer las versiones para desarrolladores de manera gratuita, facilitando los links de descarga para configuraciones de 32 y de 64 bits. Quienes opten por esta opción deberán tener en cuenta que Microsoft no ofrecerá soporte técnico para estas versiones, que incluirán errores, actualizaciones continuas y software incompatible.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor