Microsoft Surface Pro 3: la tableta que se hizo portátil

PCWorkspace

Ya a la venta en España, la nueva apuesta de Microsoft busca hacerse un hueco en el mercado de equipos desmontables, a caballo entre tableta y portátil. La analizamos en profundidad.

Microsoft ya comercializa su nueva joya en España. El modelo Surface Pro 3 llega al mercado con importantes mejoras si atendemos a las anteriores generaciones. De hecho, el gigante del software ha apostado fuertemente por un producto que se acerque más al concepto de portátil, pero siempre manteniendo las características que han permitido a las tabletas dominar el mercado.

La fabricación de hardware (a excepción de las consolas Xbox) nunca ha sido el fuerte de los de Redmond. Incluso no han dudado en admitir durante estos años que Surface nunca ha pretendido competir con dispositivos de otros fabricantes que, además, son socios de nivel 1 a la hora de incorporar los sistemas operativos Windows en los equipos comercializados.

Hace ya algún tiempo charlábamos con María Garaña, presidente de Microsoft Ibérica, quien nos confirmaba ese mensaje. “Queremos impulsar un nuevo ecosistema de dispositivos móviles basados en Windows, nuestro objetivo no es competir con fabricantes como HP, Lenovo, Dell, Acer, Asus, sino apoyarles para expandirlos en el mercado…”.

Sin embargo, la llegada al mercado de Microsoft Surface Pro 3 supone un importante giro en la estrategia de la compañía al acercarse al concepto de portátil desmontable. Su potencia, como veremos más adelante, queda fuera de toda duda y está en disposición de competir con modelos como el MacBook Air de Apple o determinados ultrabook. Aporta unas especificaciones técnicas muy similares, pero además otras características típicas de las tabletas que lo hacen único en el mercado salvo un par de excepciones. “Microsoft Surface Pro 3 es más delgada y ligera que el MacBook Air”, clama la propia Microsoft.

Es cuestión de tiempo que la industria se dirija finalmente hacia este tipo de dispositivos tan versátiles, capaces de brindar la movilidad y la manejabilidad de una tableta mientras aportan las capacidades de computación y ejecución de aplicaciones Windows típicas de un PC de última generación.

Especificaciones

Tamaño y tipo de pantalla 12 pulgadas ClearType Full HD
Relación de aspecto de pantalla 3:2
Resolución de pantalla 2K, 2.160×1440 píxeles
Procesadores Intel Core i3/i5/i7, según modelo
Memoria del sistema 4 GB/8 GB, según modelo
Gráficos Intel HD Graphics 4400
Almacenamiento interno, externo 64 GB/128 GB/256 GB/512 GB, según modelo, lector MicroSDXC
Sistema operativo / Software Windows 8.1 Pro / OneNote, FreshPaint
Cámaras Delantera y trasera de 5 MPíxeles / Vídeo 1080p
Batería Hasta 9 horas de navegación web
Conectores USB 3.0, Mini DisplayPort, Audio/Micrófono
Altavoces Estéreo
Conectividad inalámbrica Wi-Fi 802.11ac/802.11a/b/g/n, Bluetooth 4.0
Pen Surface Pen N-Trig
Peso / Tamaño 800 gramos / 29,2×20,1×0,9 centímetros

Tal y como se muestra en la tabla, las especificaciones de Microsoft Surface Pro 3 no tienen nada que envidiar a las de cualquier otro ordenador portátil. Incluso el apartado gráfico está bien cubierto con el chip Intel HD Graphics 4400, capaz de correr juegos de gama media y reproducir vídeo en alta definición sin ningún tipo de problemas. Durante las pruebas que hemos llevado a cabo con el banco 3DMark, se ponen de manifiesto estas capacidades. Obviamente, no podemos esperar un rendimiento similar al de un ordenador de sobremesa con una tarjeta gráfica PCI-Express, pero cumplirá a la perfección con su cometido.

En nuestras manos ha estado el modelo intermedio, con procesador Intel Core i5-4300U, pero es posible seleccionar otras alternativas más o menos potentes, con chips Intel Core i3 o Intel Core i7. En el caso que nos ocupa, al poner al límite de capacidad a la CPU con pruebas exigentes como la anteriormente comentada 3DMark o PCMark, no hemos notado un sobrecalentamiento excesivo ya el sistema está preparado para poner en movimiento un pequeño ventilador interno bastante eficiente a la hora de dispar el calor generado por el procesador.

Microsoft Surface Pro 3, en imágenes

Microsoft Surface Pro 3

Image 1 of 8

Microsoft Surface Pro 3
La nueva apuesta de Microsoft, a caballo entre una tableta y un portátil

Diseño cuidado

El acabado de la carcasa mejora visiblemente con respecto a las generaciones anteriores. Ahora, la pestaña que permite regular el ángulo de inclinación con múltiples posiciones se nos antoja bastante robusto, aunque no sabemos cómo se puede comportar tras meses de uso continuado. Un detalle que nos ha gustado es el nuevo sistema para conectar el cable de alimentación, mucho más estable que en versiones anteriores. Por su parte, el teclado también incorpora dos posiciones para mejorar la ergonomía en función de cómo estemos situados frente al equipo. El trackpad es sensible y con un tacto excelente, algo que en un momento dado nos hace olvidar por completo la pantalla táctil o un ratón convencional conectado a través de Bluetooth.

Uno de los complementos interesantes para determinados escenarios es la docking station que se vende por separado. Aún no está disponible en España, pero se trata de un elemento que permitiría convertir este dispositivo en un ordenador de sobremesa, con un mayor número de puertos USB 3.0 y la posibilidad de conectar una pantalla adicional de mayor tamaño.

Sin lugar a dudas, Microsoft ha dado en el clavo para recuperar una posición hegemónica en la industria que nunca debió perder, al menos en materia de innovación.

Precios de las distintas configuraciones

·Intel Core i3, 64GB 4GB RAM – 799 euros.
·Intel Core i5, 128GB 4GB RAM – 999 euros.
·Intel Core i5, 256GB 8GB RAM – 1.299 euros.
·Intel Core i7, 256GB 8GB RAM – 1.549 euros.
·Intel Core i7, 512GB 8GB RAM – 1.949 euros.

 

A continuación, un vídeo que realizamos al entrevistar a Rafael Ríos, jefe de producto de Surface en Microsoft Ibérica, en el que nos mostraba en primicia el nuevo dispositivo portátil de la compañía:

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor