Microsoft tiene con Windows 8 la respuesta unificada en un sólo kernel

Sistemas OperativosWorkspace
0 0 25 comentarios

Windows 8 lleva con nosotros desde el 26 de Octubre, y con él hemos visto un cambio drástico y una gran renovación tanto en el sistema operativo como en el planteamiento de Microsoft.

Lo primero que sorprende de Windows 8 es que nos encontramos con el inicio de sistema más rápido que jamás soñaste, incluso más que muchos smartphones y tablets, gracias a una combinación de software y un uso simultáneo de los múltiples núcleos de los procesadores actuales. Cuando lo veas no podrás creerlo.

Y por supuesto nos encontramos con la Tienda Windows, donde tendremos a nuestra disposición miles de aplicaciones gratuitas y de pago, en un entorno realmente seguro y que evitará poner en riesgo nuestro equipo. Además, tendremos por fin un acceso total de todos nuestros documentos, datos e información en la nube, gracias a SkyDrive y sus 7GB de almacenamiento gratuito, perfectamente integrado en el sistema operativo.

Eso sí, la interfaz también se ha renovado. Además de un estilo más minimalista y elegante, atrás queda el archifamoso botón de inicio. Ahora se reconvierte en una pantalla de Inicio, toda una interfaz a pantalla completa donde tendremos como siempre los accesos directos a programas, ajustes y documentos. También se complementa con Iconos Activos, accesos en los que podremos ver notificaciones y actualizaciones de manera compacta y organizada, siempre con lo último y avisándonos de todo.

Pero no es una casualidad que esta nueva interfaz, muy útil tanto en pantallas táctiles como con teclado y ratón, se parezca a lo que podemos tener en smartphones, con el también novedoso Windows Phone 8. Todo forma parte de la idea de unificación que Microsoft quiere hacer realidad.

Windows Phone 8 aporta la experiencia Windows a tu smartphone, con una pantalla de Inicio muy parecida a la de Windows 8, pero adaptada y optimizada para pequeñas pantallas táctiles. Internet Explorer 10 es el mismo en ambos sistemas y además cuenta con las Salas y el Rincón infantil, que permiten que tu smartphone se adapte a los diferentes aspectos de tu vida, creando espacios dedicados a tu trabajo, tu familia e incluso a que los más pequeños puedan usarlo sin riesgo para ellos o para tu información.

Podrás incluso, en muchos casos, trabajar casi como si tuvieras un ordenador, gracias a que dispondrás de versiones gratuitas y completas tanto de Outlook como de Office. Y no te preocupes si pierdes el terminal, gracias a las copias automáticas en la nube, toda tu información, fotos y datos estarán siempre a tu alcance.

Y si lo que te interesan son las tablets, Microsoft también piensa en ti con Windows RT, la versión pensada para usar los procesadores ARM. Con ella tendrás todo lo que esperas de una tablet y además compatible con cualquier aplicación creada para Windows 8, siempre que su desarrollador haga unas modificaciones muy simples gracias a la compatibilidad entre ambos sistemas operativos.

Con otros sistemas operativos no existe una compenetración total entre diferentes dispositivos. Microsoft une en el mismo ecosistema tanto smartphones y tablets, como ordenadores, gracias a un kernel común en Windows 8, Windows RT y Windows Phone 8, junto con servicios y aplicaciones compatibles, tanto locales como en la nube.

Pero no sólo se queda ahí, dentro de la gran familia Microsoft, la Xbox 360 se une también gracias a las aplicaciones como SkyDrive y la increíble SmartGlass, para controlarla y sacarle aún rendimiento con smartphone y tablets.

Gracias a todo esto, Microsoft consigue con Windows 8, ser la única empresa que te proporciona soluciones propias y completas para el trabajo y el ocio, estés en tu hogar, en la oficina, en movimiento o en la red. ¿A qué esperas para probarlo?

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor