Microsoft tras los pasos de Google: cambio en las condiciones de servicio y privacidad

EmpresasGestión de la seguridadSeguridad

Los de Redmond han comunicado recientemente a los usuarios que hará cambios en los términos de privacidad y servicios. ¿Qué implicaciones tendrá para el usuario final?

Hasta ahora los usuarios podían elegir la forma en que sus datos se usaban en cada uno de los servicios. Microsoft quiere ahora unificar todos los servicios, al igual que lo hiciera Google meses atrás.

Así, los de Redmond podrán utilizar los datos de servicios en la nube como Outlook/Hotmail, SkyDrive o Office para mejorar otros servicios como Bing, que podrá ofrecer unas búsquedas más personalizadas.

En definitiva: a priori y en la práctica, el usuario final no notará demasiados cambios.

No obstante, el cambio implica algunas acciones no exentas de polémica. Habrá una pérdida de control sobre la información personal; ésta navegará por la estructura corporativa de Microsoft. La mejora de los resultados de búsqueda podría implicar el rastreo de documentos Office, por ejemplo.

Además, como explica Venture Beat, los términos exigen la resolución de cualquier conflicto por medio de arbitraje vinculante. Esto significa que para resolver cualquier problema los usuarios no podrán ir acudir a la justicia. Deberán resolver el problema fuera del sistema judicial.

Un guiño a Big Data

La decisión de Google y Microsoft de unificar los servicios y de permitir la “libre circulación” de datos para mejorar los servicios y la experiencia de usuario significa también el aprovechamiento de una tecnología en auge: Big Data.

El análisis y ordenación de datos no estructurados es un factor de gran valor para empresas que manejan grandes volúmenes de información. Invertir en estas tecnologías tiene un reflejo inmediato en el negocio; agiliza y simplifica procesos con un menor margen de error.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor