Microsoft vuelve a estar en el punto de mira de la Unión Europea

NavegadoresWorkspace

Las autoridades comunitarias creen que Microsoft pudo no respetar los acuerdos que suscribió en 2009, después de conocerse que versiones de Windows 7 vendidas desde febrero de 2011 no ofrecían a sus usuarios una pantalla para elegir otros navegadores web.

Básicamente, esa pantalla, que se conoce como Browser Choice Screen (BCS), permite a los usuarios conocer las alternativas en el campo de los navegadores web, donde destacan nombres como Firefox, Chrome, Opera o Safari.

En la compañía de Redmond han argumentado que el problema se debió a un error técnico en los PCs que venían cargados con la actualización Service Pack 1 para Windows 7, que hizo que la pantalla de seelección de navegadores no fuera incluida en algunos equipos.

De momento ya está en marcha una investigación por parte de la Comisión de Defensa de la Competencia para determinar la cuantía de las sanciones que se impondrán a Microsoft.

vINQulos

engadget

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor