Microsoft hace obligatoria la prueba del software antipirata

Software

La compañía introdujo Office Genuine Advantage en abril como una herramienta voluntaria para aquellos que quisieran utilizar sólo copias legales y con licencia del software de productividad.

Sin embargo desde ayer, las plantillas de Office que se ofrecen en línea exigirán antes de su descarga que se valide la versión de Office 2003 instalado en el ordenador del usuario. Y desde enero del 2007, la gente tendrá también que pasar la prueba de autentificación si quiere actualizar su paquete Office.

Este movimiento implica que los usuarios que no puedan probar que su software es cien por cien legal no tendrán acceso a las extensiones y a las actualizaciones de Microsoft.

Aquellos que tengan una versión del software “desconocida” tendrán que pagar una licencia: 359 dólares para adquirir el kit Office Genuine Advantage para Microsoft Office Professional Edition 2003; 269 dólares para la Microsoft Office Small Business Edition 2003; y 139 dólares para la versión de los estudiantes y los profesores.

Más información aquí.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor