Microsoft pagará 200 millones de dólares a una firma canadiense tras un conflicto de patentes

Empresas

Redmond recurrirá la sentencia: “No infringimos” la patente, asegura un portavoz de la compañía.

Microsoft ha perdido el juicio que enfrentaba a la compañía con la canadiense i4i por un conflicto de patentes. Redmond tendrá que pagar 200 millones de dólares (poco más de 144 millones de euros) a la afectada.
Un tribunal federal reconoció que la canadiense tiene la patente de un código que permite ajustar cómo la información se muestra, como recuerda Bloomberg, y que se aplica, según la acusación, en Word. Según apuntan desde la compañía canadiense al canal económico, Microsoft sabía que el código estaba patentado y que intentaba que la apuesta comercial de i4i quedase “obsoleta”.
Redmond no está nada conforme con la sentencia, que por lo de ahora condena a la compañía a indemnizar a la otra firma en liza. i4i había reclamado que se bloquease el uso de su producto.
La compañía de Steve Ballmer recurrirá el veredicto. “Creemos que la evidencia demuestra claramente que no infringimos nada y que la patente de i4i es inválida”, apunta a Bloomberg un portavoz de Microsoft, que además reconoce lucharán para cambiar el veredicto.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor