Microsoft prepara respuestas a los 3.500 comentarios del “NO a OOXML”

Empresas

Tras el rechazo a la estandarización de OOXML, Microsoft reveló que está preparando respuesta a los miles de comentarios recibidos confiando en la aprobación del formato en la segunda ronda de votaciones que se celebrará en febrero de 2008.

La negativa en primera instancia no desanima a Microsoft que irá a por todas en la segunda votación. Para ello ha de “convencer” a los países que dieron su voto negativo con comentarios, para que cambien de parecer. Sería deseable que fuera mediante argumentos técnicos y no con la compra de votos y presuntas presiones impropias de la primera compañía mundial de software.

En una entrevista, Tom Robertson, responsable del área de interoperatibilidad y estándares de Microsoft, afirmó que estaban trabajando en la respuesta a los comentarios que básicamente eran un millar y el resto duplicados.

La ECMA, el organismo de normalización que está detrás de OOXML, presentará en enero la respuesta a cada uno de estos comentarios antes de la segunda votación de la ISO.

“Muchos de ellos han sido muy buenos comentarios, y mejorarán las especificaciones”. “Otras de las objeciones serán muy difíciles de resolver”. El resto son simple comentarios del tipo “esto no es ODF”, explicó Robertson.

Ante este argumento comentó que por supuesto no es ODF, “no es ese el propósito, se trata de una tecnología con características diferentes para atender necesidades distintas del mercado”. “Por eso es tan conveniente que la ISO la acepte como un nuevo estándar. Sobre las críticas de que la industria no necesita una nueva norma, respondió que “no era eso lo que escuchaba de sus clientes”.

Finalmente aunque admitió que la aprobación de la ISO era un requisito necesario para gobiernos y administraciones públicas, afirmó que el éxito de OOXML y por asociación de Office 2007 no depende del voto afirmativo. “OOXML ya es una norma internacional”, sentenció.

vINQulos
PCPRO

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor