Microsoft reduce las restricciones de hardware en licencias XP para PCs de bajo coste

Sistemas OperativosWorkspace

Los de Redmond han aflojado las limitaciones para el hardware que los fabricantes de PCs deben cumplir para poder instalar Windows XP en sus portátiles de bajo coste y UMPC, los únicos que a día de hoy pueden seguir preinstalando el sistema operativo al que sustituye Vista.

Después del 30 de junio, Microsoft no vende nuevas licencias de Windows XP a excepción de aquellos clientes que vayan a utilizarlo en equipos de bajo coste como el Eee PC, portátiles destinados a mercados emergentes o minis de sobremesa (netbooks y nettops).

Microsoft ofrece la edición Home de XP para animar a los fabricantes de PCs a utilizar este sistema operativo en lugar de Linux, pero pone restricciones sobre el hardware que puede ofrecerse en la máquina.

A partir de ahora, los fabricantes de PC deben limitar el tamaño de sus pantallas a 14,1 pulgadas y su capacidad de disco duro a 160 GB. Los UMPCs de pantalla táctil también podrán incorporar el viejo SO. Anteriormente, Microsoft no dejaba que ninguna pantalla táctil ni pantallas mayores de 10,2 pulgadas instalasen nuevas licencias de XP. La capacidad del disco duro no podía superar los 80 gigas. Los procesadores están aún limitados a un único núcleo con una velocidad inferior a 1 GHz, y la memoria RAM está limitada a 1 Gbyte.

El objetivo del programa es que los equipos que puedan seguir vendiéndose con XP no interfieran en el mercado natural de sistemas equipados con Vista. Al mismo tiempo, Microsoft trata de defenderse del éxito que Linux está teniendo en el segmento de la gama baja.

vINQulos
InfoWorld

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor