Mientras la venta mundial de chips se hunde, Qualcomm se dispara

AlmacenamientoDatos y AlmacenamientoEmpresas

La compañía ha alcanzado un ritmo de crecimiento anual de ventas del 27,2% y ya es el tercer fabricante mundial de procesadores

Las ventas mundiales de procesadores han decrecido un 2,3% en consonancia con el hundimiento de los mercados tradicionales, y alertan sobre la salud de la industria en un momento en que los compradores cortan sus pedidos. Sin embargo, hay dos rayos de esperanza en medio de este oscuro panorama: Qualcomm y el segmento ‘wireless’.

De acuerdo con el último informe de IHS iSuppli, Qualcomm ha alcanzado un ritmo de crecimiento anual de ventas del 27,2%, más rápido que el total acumulado para el segmento de dispositivos móviles este año.

Esto ha elevado a Qualcomm al tercer puesto de la tabla de mayores fabricantes mundiales de chips en 2012, y muestra cómo el paso a los dispositivos móviles y la consolidación en el mercado de servidores y PC ha modificado el equilibrio de fuerzas entre los gigantes de la industria de chips.

Así, mientras Intel se mantiene como número uno de la industria, sus ventas han caído un 2,4% respecto a 2011, justo en la línea de la industria de procesadores en su conjunto. Por supuesto, con un 15,7% del mercado de chips en su poder y una previsión de ventas de 47.640 millones de dólares, tampoco es una sorpresa mayúscula.

El gran crecimiento de Qualcomm se debe a que viene de un volumen negocio bastante más pequeño, de 10.200 millones de dólares en 2011, a los 12.980 millones de dólares este año.

Otros destacados en el ranking de IHS incluye a Samsung, que aún mantiene la segunda posición en la tabla de fabricantes mundiales de chips y que revierte la tendencia negativa del sector con una subida del 6,7% respecto a 2011. Broadcom y Nvidia también han visto aumentado su volumen de negocio (9,5% y 8,7%, respectivamente), mientras que los grandes perdedores son Texas Instruments, Freescale y AMD (-14%, -14,4% y -17,7%, respectivamente).

IHS iSuppli espera que esta tendencia negativa sea pasajera, conforme con la paulatina recuperación de la economía mundial, y predice un crecimiento general del 8,2% en 2013.

Las estimaciones del WSTS publicadas recientemente también reman en la misma dirección y predicen una recuperación de la industria para el próximo año.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor