Mineros urbanos a la búsqueda de móviles

Movilidad

El reciclaje de móviles se ha convertido más en un negocio que en un interés por el medio ambiente. En el interior de los teléfonos pueden encontrarse materiales muy codiciados como el oro, la plata o el cobre, muchos de los cuales están alcanzando precios exorbitados en el mercado.

Se hacen llamar “mineros urbanos” y excavan en las carcasas metálicas de los antiguos móviles y equipos electrónicos para separar gemas como iridio y oro. Los materiales se reutilizan después como componentes de nuevos dispositivos y el oro y otros metales preciosos se funden y venden como lingotes a las joyerías o a los fabricantes de móviles.

Una tonelada de mineral de una mina de oro produce sólo cinco gramos de oro como media, mientras que una tonelada de teléfonos móviles viejos puede producir 150 gramos o más, según un estudio de la Yokohama Metal Co. El mismo volumen de móviles produce además 100 kilos de cobre y 3 kilos de plata.

Lo que puede parecer en principio una buena noticia para los ecologistas no lo es tanto. Resulta que las fábricas de reciclado que se están creando (sobre todo en Japón) requieren una gran cantidad de móviles viejos para obtener rentabilidad. O sea que lo comido por lo servido, y encima, con mucho más consumo de energía en el proceso.

Los 128 millones de japoneses utilizan sus móviles sólo durante dos años y medio, lo que genera una gran cantidad de basura móvil. Sin embargo, sólo entre el 10 y el 20 por ciento se reciclan ya que la mayoría de la gente los guarda en el cajón.

vINQulos
Reuters

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor