¿Mira Apple al mercado corporativo?

Empresas

Los de Cupertino podrían haber empezado a prestar atención al mercado empresarial, que puede resultar una gran oportunidad de crecimiento.

Jobs nunca miró a las empresas con especial interés. El foco se centraba desde su perspectiva empresarial, en el consumidor final. Pero esta tendencia ha cambiado; la compañía está prestando más atención al mercado corporativo y los consumidores finales haciendo uso de los dispositivos con fines laborales.

Para los compradores de tecnología corporativa, Apple no esconde el hecho de que los consumidores son su prioridad. No obstante, últimamente ha añadido características a sus dispositivos que hacen que resulten más atractivos para los negocios.

Así, la compañía podría haber empezado a pensar en las necesidades del mundo empresarial, en la medida que Tim Cook ha ido haciéndose con el mando de la compañía. Y es que el mercado corporativo puede ser una oportunidad de crecimiento.

Ya hay grandes empresas que han incorporado dispositivos de la firma de Cupertino. Es el caso de Lowe, minorista estadounidense, que compró cerca de 42.000 iPhones para sus empleados. Algunas aerolíneas también han empezado a utilizar iPads (en el caso de España, Iberia lo ha hecho ya); agilizan procesos y permiten ahorrar costes meramente burocráticos.

Los técnicos de Siemens Energy también están apostando por el uso de la tableta para fines laborales por su ergonomía y funcionalidades. Alrededor de 350 técnicos lo tienen y en 5 años, esta cifra ascenderá hasta los 5.000, según asegura un portavoz de la compañía a The New York Times.

No obstante hay algunas trabas en la incorporación de dispositivos de Apple en las empresas. La compañía ha sido históricamente acusada de no prestar atención a los entornos corporativos y esto en parte tiene que ver con el alto coste de sus dispositivos, una característica que puede que se vea revisada en la medida en que el mercado corporativo vaya tornándose más apetecible.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor