Motorola despedirá a 3.500 empleados

Movilidad

En una emisión por Internet, Motorola ha revelado que piensa despedir al 5 por ciento de sus 70.000 empleados. La mayor parte de estos 3.500 despidos afectarán a los puestos de dirección media.

La razón para estos recortes está clara. Motorola ha sufrido una caída en sus márgenes de beneficio que en el cuarto trimestre de 2006 fueron de 5 por ciento, mientras que en el anterior trimestre fueron del 11,9 por ciento.

Esta caída es toda una proeza. Por eso se entiende que el CEO, Ed Zander, diga: “Nuestro objetivo es volver a los márgenes de dos dígitos en la segunda mitad de este año”. Motorola dice que espera hacerlo reduciendo el coste de fabricación de los teléfonos.

La compañía culpa de la caída de los márgenes a la rebaja en el precio de su teléfono más emblemático, el Razr. También asegura que la guerra de precios en los mercados emergentes es “brutal”.

Esto no es un buen presagio para el iPhone de Apple. Si hubo alguna vez un dispositivo diseñado para los bolsillos más pudientes ese era Razr. Y sin embargo, en sólo dos años ha sido capaz de perder todo su glamour.

Apple espera vender 12 millones de iPhones a un precio elevado, aunque parece olvidar que su modelo de distribución no tiene nada que ver con el de Motorola, vendedor número dos del mundo.

Con todo, Motorola dice haber vendido 65,7 millones de teléfonos en el cuarto trimestre, un 47 por ciento más que en el mismo período del año anterior, y su cuota de mercado mundial subió hasta un impresionante 23,3 por ciento, casi un punto con respecto al tercer trimestre.

La compañía espera que los nuevos modelos, que serán lanzados entre el primer y el segundo trimestre del 2007, sirvan para reflotar a la compañía. La feria de 3GSM de febrero nos dará una respuesta a esto.

Los comentarios de Motorola sobre el estado de los mercados emergentes ayudan a entender por qué se negó a participar en la iniciativa “3G for All” de la Asociación de GSM. La compañía hizo bien en no entrar en el anterior programa “Emerging Mobile Handsets (EMH)” al darse cuenta de que todavía no es posible vender teléfonos de tercera generación a precios asequibles.

El precio actual de los chipsets para 3G es una de las razones por las que iPhone no incluye soporte 3G. ¿Puede un dispositivo de mano venderse a un alto precio cuando no soporta la última tecnología del mercado?

Traducción de un artículo de Tony Dennis del 20 de enero de 2007.


vINQulos

Noticia original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor