Los móviles no provocan cáncer… o quizás sí

Empresas

La industria esperaba como agua de mayo los resultados del estudio Interphone, que durante una década analizó la incidencia de cáncer entre los usuarios de móviles: sus datos no son concluyentes.

Es uno de los peores temores de los usuarios de telefonía móvil y uno de los dolores de cabeza de las empresas de telefonía: cíclicamente se enfrentan a la oleada de teorías que señalan que sus teléfonos móviles y sus antenas de telefonía provocan cáncer.
Pero, ¿cuánto hay de cierto? ¿Deberían venir los móviles con una advertencia como la del tabaco? Tras diez años de profunda investigación, el estudio Interphone, publicado en la International Journal of Epidemiology, no ha sido capaz de llegar a conclusiones claras, a pesar de que había sido esperado por la industria, los usuarios y las asociaciones de consumidores como la prueba definitiva a favor o en contra del usar su móvil es malo para la salud.
“No estoy diciéndole a la gente que deje de usar el móvil”, alerta a la CNN la profesora de medicina preventiva del Mount Sinai Medical Center de Nueva York, Devra Davis, “estoy diciendo que no puedo asegurar que los móviles sean peligrosos, pero que puedo decirte que no estoy segura de sean seguros”.
En definitiva: el móvil no provoca cáncer… o quizás sí, quién sabe. En el estudio Interphone se recopilaron datos de afectados de cáncer cerebral de varios países, a los que se les preguntó por su uso continuado o no de telefonía móvil.
Los datos no son en absoluto concluyentes, aunque sí está claro que se produjo una mayor incidencia entre quienes usan de modo extensivo el móvil.
¿Leyenda urbana y realidad científica? Quizás haya que esperar otros diez años para averiguarlo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor