Movimientos entre los operadores de telecomunicación europeos

Empresas

Mientras que Vodafone planea extenderse por Rumanía,
República Checa y Turquía, en la Península, Telefónica juega un papel importante
en la OPA de Sonae sobre PT.

Si a comienzos del 2000 se vivió una época de compras y
reposicionamientos fomentados por el auge de Internet, que dieron lugar a un
posterior repliegue tras el estallido de la burbuja, hoy asistimos a nuevos
movimientos en el mercado de telecomunicaciones europeo.

Así, la compañía británica
Vodafone está
multiplicando sus movimientos estratégicos. El gigante de la comunicación móvil
ha decidido orientarse hacia los mercados emergentes de Europa del Este, pro lo
que ya ha invertido 4.400 millones de dólares en la compra de
Mobifon,
primer operador de Rumanía; y de Oskar Mobil, tercer de la República Checa.

Paralelamente, el operador ha invertido 4.550 millones
de dólares para hacerse con la compañía turca
Telsim y sus ocho millones de
abonados.

Fuera de Europa, la británica trata de expandirse por
la India, tras haber abandonado sus intentos de posicionamiento en Japón. En
este sentido, parece que Vodafone estaría dispuesta a desembolsar hasta 18.000
millones de dólares para hacerse con
Hutchison Essar.

Con este mismo objetivo, además, podría haber entablado
conversaciones con SingTel
por las que le cedería el 10% que ostenta en el capital del indio
Bharti Airtel si lograse el control
total de Hutchison Essar, según refleja el
Sunday Telegraph en
sus páginas.

Por su parte, el holandés
KPN hace lo posible por extenderse por Europa,
según informa el rotativo De Telegraaf.
De acuerdo con el director general del grupo, Ad Scheepbouwer, KPN podría tener
opciones en los mercados de telefonía móvil alemán y belga, así como en Europa
central y oriental.

En estas regiones, el grupo tiene por objetivos cinco o
seis países entre los que figuran Polonia, Suiza y Austria, añade
Scheepbouwer.

En la misma línea, en una entrevista concedida al
diario alemán Börs en-Zeitung, el director financiero de KPN Marcel Smits
declaró que el grupo está listo para incrementar su deuda neta de 9.400 millones
a cerca de 12.000 millones de euros para financiar nuevas adquisiciones.

En la península Ibérica, la baza se juega entre los
grupos lusos Sonaecom y
Portugal
Telecom
. Hace más de un año que el primero lanzó una OPA sobre el segundo
por un montante de 10.700 euros.

Sin embargo, quien juega un papel clave en la operación
es el operador español
Telefónica, ya
que es uno de los principales accionistas de PT, con un 9,96 por ciento de sus
acciones.

Así, si la OPA de Sonae prospera, los nuevos gestores
de PT tendrán que negociar con Telefónica el futuro de las filiales que ambos
ostentan conjuntamente en Brasil
(Vivo) y Marruecos
(Meditel).

En el primer caso, los analistas prevén que Sonae
venderá la compañía a Telefónica, por lo que recibiría entorno a 3.000 millones
que le permitirían reducir el nivel de endeudamiento que contraerá con la OPA
sobre PT. Hay que resaltar que Vivo es líder en el mercado de móviles en su
país, con 30 millones de clientes.

En cualquier caso, estos movimientos no afectan
únicamente a los gigantes occidentales, ya que el ruso Sistema ha confirmado el
pasado sábado estar interesado por una entrada en el capital de
Telecom Italia, con quien ya ha
iniciado conversaciones, según declaró a
Reuters el
accionista principal del operador, Vladimir Ievtouchenkov.

De hecho, el grupo
Pirelli ha señalado en
varias ocasiones que está dispuesto a ceder una participación minoritaria en
Olimpia, holding que ostenta el 18% de Telecom Italia.

Recientemente, Sistema se hizo con el control del
primer operador ruso de telefonía móvil
Mobile TeleSystems así como del operador
de telefonía fija Comstar.

Fuente
original

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor