Mozilla apuesta por la compatibilidad de complementos entre navegadores

NavegadoresOpen SourceSoftwareWorkspace
0 0 No hay comentarios

Además de recordar que en el futuro será necesario superar un proceso de validación de los desarrollos, Mozilla ha decidido introducir la API WebExtensions que acerca su propuesta a la de rivales como Google Chrome.

Los desarrolladores que trabajen en complementos que tienen como destino el navegador open source Firefox, que depende de la Fundación Mozilla, deberán prepararse para acoger un puñado de cambios durante los próximos tiempos. Y es que esta organización ha anunciado hasta cuatro novedades que afectan directamente a este tipo de software y a su trabajo.

El primero de ellos ya era conocido, y se está dejando notar en la actualidad. Se trata de la obligación de cumplir con una serie de normas para poder publicar complementos.

Con la versión que debería salir al mercado el próximo 22 de septiembre, Firefox 41, será necesario pasar por un proceso de validación que garantice que los add-ons de terceros son seguros y no perjudican al rendimiento final. Obtener el visto bueno de Mozilla es crucial, porque una vez publicado Firefox 42 se bloqueará directamente el uso de complementos no revisados.

Más allá de esto, Mozilla ha decidido introducir la API WebExtensions con una versión preliminar que llegará también de la mano de Firefox 42. Su objetivo es muy claro: facilitar el desarrollo y favorecer la compatibilidad con distintos navegadores de Internet. No en vano, WebExtensions tiene rasgos en común con los modelos actuales de Chrome y Opera.Y se habla de acercarse incluso a Microsoft Edge.

Desde Mozilla ya prometen que será posible desarrollar para su Firefox y para el Chrome de Google con pocas variaciones, ya que el mismo código será soportado por ambas herramientas.

En tercer y cuarto lugar, se está haciendo un llamamiento para pasarse al trabajo multiproceso asociado a Electrolysis y para abandonar complementos basados en XPCOM, XUL y XBL. Aunque no hay fecha fija para esto último, se calcula que dichos complementos queden obsoletos dentro de un mínimo de un año y un máximo de 18 meses.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor