Muere a las 92 años Ralph Baer, el padre de las consolas domésticas de videojuegos

ComponentesWorkspace

Fue en el año 1966 cuando Baer comenzó a experimentar las posibilidades de llevar el ocio electrónico a una pantalla de televisión. El primer prototipo se denominado Brown Box (caja marrón) y fue el antecedente de la primera videoconsola de la Historia, Magnavox Odissey. Su creador murió este fin de semana en Nueva York a los 92 años de edad.

Los primeros desarrollos informáticos que pudieron describirse como videojuegos precisaban de enormes computadores, los primigenios ordenadores algunos de los cuales tenían el tamaño de una habitación pequeña.

Gracias al trabajo de Ralph Baer se dio el primer paso para llevar esta tecnología a los hogares empezando por el dispositivo que se emplearía para mostrar al jugador las imágenes: el televisor, algo que permitiría democratizar el uso de de las videoconsolas y dar lugar a una industria multimillonaria.

Corría el año 1972 cuando se vendieron casi 100.000 unidades de la Magnavox Odissey, que costaba $100 y dejó el terreno abonado para la llegada de la consola que revolucionaría definitivamente el sector al convertir este dispositivo en mundialmente conocido y presente en millones de hogares, la famosa consola Atari 2600.

Funcionando con baterías y sin producir sonido, el propio Baer reconoció con modestia que no fue capaz de vislumbrar el potencial revolucionario de su invento pero se muestra agradecido de que se haya convertido en la realidad que todos conocemos, añadiendo incluso que si él no hubiera sido capaz de conseguirlo con toda seguridad otro lo hubiera hecho.

Cn formación en electrónica y especializado en ingeniería relacionada con la televisión, Baer ostenta más de 150 patentes además de haber diseñado algunos de los primeros videojuegos de la Historia, como Ping-Pong y Soccer además del famoso juego Simón, en el que se trataba de repetir patrones de luz y color.

vINQulo

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor