Muere H.R.Giger, Alien llora hoy lágrimas de ácido

Empresas

Hans Ruedi Giger, el genial artista y creador suizo, padre de Alien, la silla Harkonnen y multitud de imágenes y esculturas que alimentaron las pesadillas de medio mundo en las últimas décadas, murió ayer tras las heridas sufridas en una caída en unas escaleras de su museo de Suiza.

Artista controvertido por su obra y genio del surrealismo de los últimos años, Giger se forjó un nombre en Hollywood como diseñador creando criaturas como las de Alien y Species, comenzando su periplo en las películas de la mano de Jodorowsky en la genial versión nunca materializada de Dune de mediados de los 70.

Giger

Además de sus innumerables obras de pintura y escultura, y diseños para todas las películas de Alien, incluyendo también Prometheus, también colaboró en otras películas, revistas, diseños para grupos musicales y los geniales videojuegos Dark Seed y Dark Seed II.

En Suiza podían visitarse también su museo y los Giger Bars, donde uno podía adentrarse totalmente en la estética Giger disfrutando de un ambiente único en el que lo orgánico e inorgánico se retorcían en cada esquina invitándonos a dejarnos engullir por su peculiar estilo.

Amigo de otros genios como Dalí, Jodorowsky y Moebius, Giger a sus 74 años ha dejado tras de sí un legado y una estética insuperables, además de a un Alien huérfano, que ha rasgado su cabeza para que manen lágrimas de ácido surcando, en las líneas creadas por Giger, gritos de dolor silenciados en el espacio por un vacío como el que su muerte ha dejado en el mundo del arte.

vINQulos

ABCNews

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor