Multa de la UE a Samsung, Philips e Infineon por fijación de precios de los chips

Empresas

La Comisión Europea comenzó en 2008 una investigación por el presunto cartel de precios de los chips utilizados en las tarjetas SIM. La sanción asciende a 138 millones de euros.

Tras una larga investigación antimonopolio de la UE, iniciada en 2008, Infineon Technologies, Samsung y Philips han sido multadas con un total de 138 millones de euros.

El regulador comunitario ha anunciado hoy la multa tras dictaminar que las empresas participaron en un acuerdo de fijación de precios para los chips utilizados en las tarjetas SIM de los teléfonos.

Según la Comisión Europea, entre septiembre de 2003 y septiembre de 2005 Infineon, Philips, Samsung y Renesas -en el momento una firma conjunta entre Hitachi y Mitsubishi- pactaron el precio de los chips de tarjetas inteligentes en Europa.

Presuntamente las empresas coordinaron su comportamiento en el mercado para controlar el precio de estos chips, que también se utilizan en las tarjetas bancarias, pasaportes y otros dispositivos que requieren capacidades de memoria.

El organismo europeo antimonopolio ha explicado que las empresas implicadas en el cartel se confabularon a través de una red de contactos bilaterales y analizaron información comercial sobre los precios, los contratos y la capacidad de producción con el fin de “determinar sus respectivas propuestas a las solicitudes de los clientes de bajar los precios”.

En total, Infineon debe pagar 82,8 millones de euros; Philips, 20,15 millones de euros; y Samsung ha contado con una reducción del 30% en la sanción por cooperar, lo que supone 35,12 millones de euros.

El año pasado las empresas trataron de resolver el caso con una reducción del 10% en las tasas, pero las conversaciones se rompieron sin un acuerdo. Philips niega las acusaciones de fijación de precios y planea apelar la decisión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor