Multa millonaria a LG, Samsung, Philips y otros por pactar precios

Proveedor de ServiciosProyectos

La Comisión Europea les ha impuesto un correctivo de 1.470 millones de euros por compartir mercados, asignarse clientes, restringir su producción y pactar precios durante una década.

LG Electronics, Philips, Samsung SDI, Toshiba, Panasonic y su subsidiaria MTPD, y Technicolor (anteriormente conocida como Thomson) son las siete empresas que acaban de recibir un severo correctivo por parte de las autoridades anticompetencia europeas al descubrirse que actuaron de manera desleal durante una década.

mazo-ley-justiciaEn concreto, la Comisión Europea las ha encontrado culpables de haber pactado su desempeño en el mercado de la televisión CRT entre los años 1996 y 2006. A lo largo de todo este tiempo “pactaron precios, compartieron mercados, se asignaron clientes entre sí y restringieron su producción” en perjuicio de los consumidores “en todo el mundo”, dice la Unión, que también revela que estas empresas controlaban entre el 50 y el 70% del precio que cuesta una pantalla una vez en las tiendas.

Mientras LG, Philips y Samsung, junto con Chunghwa, llevaron a cabo pactos tanto en el segmento de los tubos de rayos catódicos a color para televisores como en el de los monitores de ordenador, el resto participó únicamente en la segunda trama.

A Chunghwa se le concedió inmunidad judicial tras ser la primera en revelar la existencia de uno de los “carteles más organizados que la Comisión ha investigado jamás”, según explica el comunicado oficial con la resolución. Y otras compañías recibieron reducciones de sus condenas por cooperar con la investigación.

En total, se ha impuesto una multa de 1.470 millones de euros, una cifra de las más altas que se recuerdan para este tipo de casos, ya que todas las empresas implicadas “eran muy conscientes de estar infringiendo la ley” e incluso se animaban las unas a las otras a destruir documentos que pudiesen implicarlas en el caso.

Hasta ahora la mayor multa impuesta por Bruselas en materia de monopolio había recaído sobre varios fabricantes de vidrio para automóviles hace cuatro años, cuando tuvieron que pagar 1.380 millones de euros.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor