Sanción de 3 millones de euros a Telefónica tras “discriminar a sus competidores”

OperadoresRedes

La CNMC determina que cometió una infracción de carácter muy grave durante la huelga de técnicos-instaladores acaecida en 2015.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha anunciado una sanción millonaria a Telefónica “por discriminar a sus competidores”. La sanción asciende exactamente a 3 millones de euros.

Esta sanción llega después de investigar el caso y determinar que la empresa de telecomunicaciones españolas no ha cumplido con sus obligaciones como operador clave del mercado mayorista de banda ancha. Competencia recuerda que Telefónica tiene que entregar “a terceros recursos equivalentes a los que se proporciona a sí misma”, y hacerlo además “en las mismas condiciones y plazos”.

Esto no habría sido así durante la huelga de instaladores que se produjo entre los meses de marzo y junio del año 2015. Las autoridades dicen que Telefónica acabó discriminando a otras compañías “durante y con posterioridad al periodo de huelga”.

En vez de ofrecer a todos por igual los servicios de suministro y reparación de averías, se centró en los casos de sus clientes. La CNMC explica que “ha quedado demostrado que Telefónica, dada la eventualidad ocasionada por la huelga de sus técnicos-instaladores, decidió voluntariamente priorizar la entrega y mantenimiento de sus servicios minoristas a costa de retrasar la entrega y mantenimiento de los servicios mayoristas que presta a otros operadores”.

Esto supone una infracción de carácter muy grave de la Ley General de Telecomunicaciones. Ahora la compañía cuenta con dos meses para interponer un recurso contencioso-administrativo si así lo desea.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor