Multan a la policía de Manchester por problemas de proteccion de datos

Seguridad

Aunque normalmente las fuerzas de seguridad suelen estar a salvo de multas, en el caso que nos ocupa la policía del barrio de Greater Manchester ha sido sancionada después del robo de un pendrive que contenía información confidencial.

El dispositivo robado no tenía ningún tipo de contraseña para proteger su uso indebido y almacenaba los datos personales de más de 1.000 personas que estaban relacionados con investigaciones criminales.

La Information Commissioners Office (ICO), organización encargada de llevar a cabo la investigación del caso, descubrió que es habitual que los agentes empleen pendrives y otros que no estén cifrados, lo que supone que si esos dispositivos de memoria acaban en las manos inadecuadas puede haber graves consecuencias.

Finalmente, la multa que pagará la policía de Manchester a la ICO asciende hasta las 120.000 libras esterlinas, cantidad equivalente a los 150.000 euros.

Por último, recordar que se da la circunstancia de que en septiembre de 2010 se descubrió un idéntico problema de seguridad en los pendrives de la policía de Manchester, un tema que a la vista de esta nueva incidencia, parece que no ha sido solucionado todavía.

vINQulos
TechEye

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor