Munich pone en marcha su migración a Linux

Sistemas OperativosWorkspace
0 0 No hay comentarios

Más vale tarde que nunca, y es que Munich ha sufrido un retraso inicial en su plan de sustituir los equipos de parte de sus organismos de administración para que utilicen Linux y OpenOffice en lugar de Windows y Office.

El pistoletazo de salida se dio el pasado martes, cuando los primeros 100 PCs de los 14.000 incluidos en el plan de migración cambiaron su sistema operativo y suite de aplicaciones ofimáticas.

A pesar de los acuerdos previos que había con fabricantes como Novell/SUSE, finalmente ha sido Debian la distribución elegida para este propósito, muy posiblemente por su propia concepción de actualizaciones: mientras que la mayoría de las distribuciones lanzan nuevas versiones cada seis meses, el ciclo de renovación de Debian es mucho más largo, y de hecho, no hay periodos fijos de salida de nuevas iteraciones.

La versión de Debian instalada es la 3.1 (también conocida como Sarge), y los entornos de escritorios utilizados serán KDE 3.5, con la versión 2 de OpenOffice para proporcionar todas las funcionalidades ofimáticas.

Florian Schiessl, directora del proyecto Limux que migrará estos equipos, afirmó que una migración completa a Windows “no es realista”, ya que algunos productos hardware y software hacen necesario mantener Windows en parte de las máquinas.

Sin embargo, también dijo que “Hoy trabajamos con ambos mundos, tanto Windows como Linux, pero en los próximos dos años el mundo Linux será mayor, y el de Windows más pequeño”.

Incluso Steve Ballmer visitó la ciudad cuando tuvo noticia del acuerdo para lograr que Munich siguiese siendo utilizando los productos de Redmond. Y fracasó, como ha quedado patente.

vINQulos
Noticia en CIO.com

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor