Myspace vuelve a ponerse de moda, pero no tiene nada que ver con MySpace

Cloud

Para algunos casi supone volver a los inicios de Internet, una época en la que aún no existían los blogs ni las redes sociales y en la que MySpace constituyó el primer intento de convertir la Red e un escaparate para la expresión de las inquietudes y la difusión del talento de los internautas. Ha pasado años sumida en el olvido y con una denominación prácticamente idéntica (atentos al cambio de la mayúscula en Space) ahora surge un nuevo servicio online.

Hasta 31 millones de visitantes únicos en sólo dos semanas ha recibido Myspace después de que recientemente haya sido objeto de una campaña de publicidad que con el siempre sólido respaldo de 20 millones de dólares parece que ha tenido el éxito deseado para otorgarle la imagen de un espacio creativo y de moda para los aficionados a la música.

Después de más de dos años de desarrollo de este proyecto de lanzamiento de Myspace se ha dado una nueva vuelta de tuerca a la idea de creatividad musical y oferta de contenidos en streaming. Este producto nació del empeño de Justin Timberlake y un grupo de amigos y ya cuenta con su propia app para iPhone que ha recibido casi 100.000 descarvas en sus dos primeras semanas de vida. Ahí es donde pretenden obtener el grueso de sus visitantes, de hecho en los primeros 14 días de vida del nuevo Myspace ha sido ese el origen del 34 % del tráfico interesado en acceder a los contenidos musicales albergados en el mismo.

La campaña publicitaria que incluyó anuncios de Myspace en la cadena MTV propició un alto número de menciones y descargas en los minutos inmediatamente posteriores, recibiendo unos datos de satisfacción cercanos al 80 %. Parece que Myspace ha vuelto y a pesar de haber perdido la S mayúscula parece tener más fuerza que nunca.

vINQulo

Cnet

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor