NEC reduce personal para hacer frente a la crisis

Movilidad

La mala situación financiera que atraviesa Japón no es ajena a sus compañías tecnológicas como es el caso de NEC, que se verá obligada a suprimir 10.000 empleos antes del mes de marzo.

La cifra de empleos que se eliminarán corresponde al 10% de su plantilla, por lo que uno de cada diez empleados de NEC se quedará en el paro.

La medida de reestructuración de su capital humano tendrá un coste que en euros asciende a los 391 millones y la empresa quiere tener el asunto completado para marzo, fecha en la que se termina el año fiscal en Japón.

Las principales causas para esta situación negativa se derivan por un lado por el aumento de la competitividad en el área de las telecomunicaciones y por otro, en el hecho de que NEC ha registrado una bajada en la comercialización de sus smartphones.

Además, la compañía nipona es consciente de que está demasiado centrada en su país y no logra que sus productos se abran a nuevos mercados.

Más información en ITespresso

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor