Trabajadores Nortel: “No somos terroristas. Buscamos salir de la crisis”

DespidosEmpresasGestión Empresarial

Los empleados deponen la carga explosiva con la que habían rodeado la factoría de Chateaufort, en las cercanías de París.

Los trabajadores de la filial francesa de Nortel se han echado atrás en su plan para volar la fábrica que la compañía tiene en Chateaufort, Yvelines (en la corona parisina).
Los empleados retiraron las bombonas de gas vacías con las que habían rodeado el edificio, como publica Le Nouvel Observateur, una vez que han conseguido que se les tenga en cuenta. “Intentamos salir de la crisis con los mejores plazos”, ha explicado un responsable sindical, como recoge el diario, “para que todo el mundo vuelva a su casa con garantías de acuerdos”.
Como inspiración, los trabajadores de Nortel tomaron a los empleados de la compañía de automoción New Fabris, que amenazan con volar la fábrica si no se les paga su liquidación. “Estamos al límite”, asegura uno de los responsables sindicales. “Mucha gente ha trabajado aquí 25,35 años. Han dado su vida a la empresa”.
Mientras en la automoción siguen amenazando con volar el edificio, en Nortel han decidido sentarse a la mesa de negociación con el ministro de Industria, Christian Etrosi, y los gestores franceses e ingleses de la compañía. “No somos terroristas. Buscamos salir de la crisis”, explica un delegado sindical a Le Monde, reconociendo que no tenían intención de volar el edificio. Según este delegado sindical, los gestores británicos de la compañía (que se acogió recientemente a una figura legal similar al concurso de acreedores) no hacían más que “pasearlos”.
Las bombonas de gas, nos la traen al fresco, lo que queremos es que se escuchen nuestras reinvidicaciones”, ha explicado un asalariado, como recoge Challenges.
Los trabajadores piden una indemnización de 100.000 euros. La actitud actual de los empleados en huelga ha sido alabada por las autoridades.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor