Nokia deja en la calle a 3.500 trabajadores y no descarta más despidos

Movilidad
0 0 4 comentarios

Nokia ha anunciado un nuevo recorte de su plantilla que afectará a un total de 3.500 trabajadores con el objetivo es “alinear las operaciones y la fuerza de trabajo”.

De esta forma, los 2.200 empleados que hasta la fecha trabajaban para Nokia en la localidad rumana de Cluj Napoca perderán su empleo ya que la fábrica echa el cierre a finales de este año.

El resto de los despedidos proceden de las divisiones dedicadas a los mapas y servicios de geolocalización. Un total de 1.300 empleados se quedarán en la calle tras el cierre de las oficinas ubicadas en Bonn (Alemania) y Malvern (Estados Unidos).

El objetivo es centrar las actividades de mapas y localización en la capital alemana y en las ciudades estadounidenses de Boston y Chicago.

De cara al próximo año también se prevén despidos en las plantas de Salo (Finlandia), Komarom (Hungría) y Reynosa (México), que no serán clausuradas pero sí sufrirán un severo reajuste para centrar su actividad en el empaquetado y en el software. Además, habrá reajuste de plantilla en las divisiones de ventas, marketing y corporativo.

La fabricación de dispositivos será cosa de las plantas asiáticas de Nokia, aunque la compañía ha querido recalcar que siguen considerando a Europa un mercado esencial.

“Tenemos que tomar dolorosas, pero necesarias medidas para alinear nuestra fuerza de trabajo y las operaciones con nuestro camino hacia adelante”, ha afirmado el CEO de la compañía.

Recordemos que el pasado mes de abril Nokia anunció el despido de 4.000 empleados, 3.000 de los cuales fueron transferidos a la consultora Accenture.

 

Más información en Silicon News

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor