Los investigadores se acercan al súper ordenador cuántico

Empresas

Físicos de Estados Unidos han conseguido poner en comunicación dos bits
cuánticos que no estén en contacto directo.

No se sabe todavía si será factible desarrollar la informática cuántica, ni
mucho menos cuándo. Sin embargo, la promesa de un rendimiento muy superior a la
de cualquier súper ordenador que hay en estos momentos, mantiene el interés de
la industria y sirve de acicate a los investigadores.

La informática cuántica, cuya unidad mínima de almacenamiento son los bits
cuánticos o qubits, es tan potente como delicada y difícil de manejar. Puede
aprovechar los principios de la física cuántica, que rigen las partículas más
pequeñas de la naturaleza, pero su control es muy complejo.

Es por ello que el pequeño paso que han dado ahora los investigadores
norteamericanos de la
universidad de Yale, según
informa
Reuters,
puede ser de gran importancia. Hasta hora, la única manera de que se
comunicasen dos qubits era el contacto directo entre ellos. Los investigadores
han encontrado la manera de mover la información almacenada en un qubit
estacionario hasta otro qubit en el mismo chip, por medio de una microonda
fotónica.

Si normalmente los qubits mantienen al mismo estado durante medio
microsegundo, esta técnica les da además una estabilidad mayor. Según el
profesor de física de Yale Steve Girvin, se trata del ?paso más elemental para
poder construir y manejar un ordenador cuántico?.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor