Nokia, lo que pudo haber sido hace una década

Empresas

Mucho antes de que Steve Jobs sorprendiera al mundo con su iPhone, Nokia ya había construido un prototipo muy similar. También un tablet.

Frank Nuovo, antiguo responsable de diseño de la firma finlandesa, presentó a empresas de telecomunicaciones e inversores proyectos que a día de hoy resultan auténticas profecías de lo que iba a ser –y es ahora- la industria del internet móvil.

Más de siete años antes de que Apple mostrara al mundo su iPhone, el equipo de Nokia ya había construido un prototipo con una pantalla táctil a color y con un solo botón. A finales de 1990, Nokia desarrollaba otro futurista producto: un tablet con conexión inalámbrica y pantalla táctil.

“Habíamos dado en el clavo”, se lamenta Nuovo en unas declaraciones a The Wall Street Journal.

¿Qué hizo mal Nokia?

Poner el foco en I+D y apoyar desde arriba iniciativas innovadoras es siempre un acierto. Y la finlandesa puede presumir de destinar gran parte de sus beneficios a este fin –durante una década ha destinado hasta 40.000 millones de dólares, cuatro veces más de lo que Apple ha gastado en el mismo período-.

El problema es que ésta es una inversión de largo recorrido, que exige además el know how. Hay que buscar la forma de ponerlo en el mercado.

Y no sólo eso. Los expertos coinciden en que Nokia ha desatendido el desarrollo de software; ha abandonado dos sistemas operativos (MeeGo, ahora retomada y Symbian), acumulado patentes cuyo valor apenas supera al total de la compañía y firmado una alianza que no acaba de cuajar en el mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor