Nokia y Motorola advierten sobre baterías chinas falsas

AlmacenamientoDatos y Almacenamiento

Después de que ayer se diera a conocer la muerte de un ciudadano chino por la
explosión de la batería de su teléfono móvil, ahora los dos fabricantes alertan
sobre el hallazgo de más baterías falsas.

Nokia Oyj y
Motorola, los dos mayores fabricantes de
teléfonos móviles del mundo, han dado a conocer que las autoridades chinas de la
provincia meridional de Guangdong han encontrado cuatro modelos de baterías
falsas empleados en sus dispositivos que podrían explotar.

“Estamos cooperando con el gobierno de Guangdong para investigaciones futuras
“, ha afirmado Yang Boning, un portavoz de Motorola en Beijing en declaraciones
a
Bloomberg.
Por su parte, Cai Yun, portavoz de Nokia en el país, ha señalado que la compañía
finlandesa proporcionará baterías originales a las autoridades para que realicen
pruebas de comprobación.

Esta noticia enlaza con el reciente escándalo surgido a raíz de que se
conociera la exportación desde China de productos tóxicos que van desde comida
para mascotas a pasta de dientes, y que han llevado al gobierno a endurecer los
exámenes de productos de consumo en el mercado doméstico. Además, ayer se supo
que un hombre resultó muerto en la provincia occidental de Gansu cuando la
batería de su teléfono Motorola explotó, según recogía el rotativo Lanzhou
Morning Post.

De acuerdo con un comunicado de la oficina de la administración de industria
y comercio de la provincia china -Guangdong Industry and Commerce Administration
Office? la compañía Foshan Weierrui Telecommunications Equipment Ltd. vendió dos
modelos de baterías para teléfonos Motorola que podrían explotar. Éstas habían
sido etiquetadas como si hubieran sido fabricadas por la propia Motorola.

En el informe también se menciona a la compañía Guangzhou Jietong
Telecommunications Equipment Ltd. como vendedora de baterías para dispositivos
Motorola con el mismo problema, y en las que también se menciona a la compañía
estadounidense como fabricante.

Como medida inicial, la agencia gubernamental china ya ha detenido la
comercialización de estas baterías falsas. Sin embargo, el comunicado no
menciona ningún tipo de sanción contra las compañías, y las autoridades
consultadas no han querido hacer comentarios al respecto.

Más afectados

En cualquier caso, éstos no son los dos únicos fabricantes de baterías
implicados, ni Motorola la única afectada. De acuerdo con la agencia china,
Foshan Weierrui también vendió un modelo de batería para teléfonos Nokia que
podría explotar, y en el etiquetado se señala al japonés
Sanyo Electric como fabricante de la misma.

Cai se ha apresurado a afirmar que “se trata de una batería falsa sin ninguna
duda”, ya que Nokia nunca ha autorizado a una tercera compañía para fabricar
esas baterías.

Por su parte, Yang, el portavoz de Motorola, ha afirmado que su grupo no
tiene relación con ninguna de las compañías chinas implicadas.

Paralelamente, el portavoz de Sanyo, Akihiko Oiwa ha dado a conocer que la
compañía establecida en Osaka está llevando a cabo una investigación al
respecto, de la que “anunciaremos los resultados tan pronto como haya finalizado
“, ha afirmado.

Otros productos

Esta investigación no se limita a las baterías para teléfonos móviles. De
hecho, el gobierno chino ha encontrado que el 19 por ciento de los alimentos,
productos de granja y bienes de consumo que se venden en el mercado interno no
cumplen con los estándares de calidad y seguridad, de acuerdo con la General
Administration of Quality Supervision, Inspection and Quarantine.

Esta información ha salido a la luz después de que se supiera que Xiao
Jinpeng, ciudadano chino de 22 años, resultó muerto el pasado 19 de junio cuando
la batería de su teléfono móvil -que tenía guardado en el bolsillo de la camisa?
explotó, causándole la rotura de varias costillas que penetraron en su corazón,
según publicaba el pasado miércoles el diario Lanzhou Morning Post en su web.

Tras conocer la noticia, Motorola ha comenzado las investigaciones sobre el
incidente, aunque Yang ha afirmado que aún no se ha determinado si el
dispositivo es un teléfono de Motorola o no.

La familia de Xiao, que trabajaba como soldador cuando falleció, ha recibido
130.000 yuanes (12.581 euros) de indemnización laboral, según la agencia
Xinhua, que cita fuentes
gubernamentales, ya que su muerte ha sido clasificada como accidente de trabajo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor