Nokia pide a la ITC que prohiba la importación de chips de Qualcomm

OperadoresRedes

La disputa entre el finlandés y Qualcomm no termina. Ahora Nokia sostiene que
el fabricante de chips viola cinco de sus patentes y pide a las autoridades
estadounidenses que intervengan.

Nokia ha anunciado hoy mismo haber
solicitado a la ITC que prohíba la
importación de algunos de los chips de
Qualcomm a Estados Unidos, alegando que
infringen cinco de sus patentes.

“Las patentes en cuestión se refieren a tecnologías que mejoran el
rendimiento y la eficiencia de dispositivos de comunicación wireless, a la vez
que permiten costes de fabricación más bajos, un tamaño de los productos más
pequeño y un aumento de la vida de las baterías”, afirma la finlandesa en un
comunicado recogido por
Reuters.

Nokia acusa así a Qualcomm de utilizar sin permiso sus patentes para la
fabricación de algunos de sus chips con tecnología GSM/WCDMA y CDMA2000.

“Estas tecnologías son importantes para el éxito de Nokia, ya que permiten
que sus productos tengan ventajas competitivas sobre los de la competencia”,
prosigue el fabricante.

De esta forma, continúa la batalla legal que ambas firmas mantienen después
de que el pasado 9 de abril expirase el acuerdo de intercambio de licencias
respecto a patentes tecnológicas existente entre ellas. De hecho, pocos días
antes de que el mencionado contrato finalizase, Nokia ya
presentó
una demanda
contra Qualcomm respecto a la validez de sus licencias en
Europa.

Pero la polémica empezó mucho antes, en junio de 2006, cuando Qualcomm
demandó a Nokia ante la ITC en relación con seis patentes de GSM, si bien el
juez aplazó el caso indefinidamente.

Se trata pues de un cruce de acusaciones en el que Qualcomm acusa a Nokia de
utilizar sus patentes relativas a tecnología wireless 3G de alta velocidad,
mientras que la finlandesa acusa a Qualcomm de utilizar sus tecnologías
patentadas en su negocio de chips.

La pelea, cada vez más encarnizada, mantiene preocupados tanto a la industria
como a los inversores de ambos lados del Atlántico. De acuerdo con estos
especialistas, Nokia habría pagado a Qualcomm unos 500 millones de dólares
anuales por las licencias, cifra que desea reducir, lo que habría motivado
inicialmente las demandas. Además, Nokia alega que su portfolio de patentes es
mucho mayor ahora de lo que lo era hace 15 años, cuando se firmó el acuerdo
original de intercambio de licencias.

Por eso, los distintos representantes del sector esperan un acuerdo entre las
dos organizaciones que pondría fin a la disputa y que tendría un importante
impacto en el futuro de las tecnologías 3G.

Este caso, que ya se ha alargado durante muchos meses en el tiempo, no es el
primero de este tipo al que hace frente Qualcomm, que ya se tuvo que enfrentar a
Broadcom, dando como resultado una
sentencia de la ITC sentenció en su contra
prohibiendo
la importación
de teléfonos de última generación que utilizan chips de
Qualcomm que infringen las patentes de Broadcom.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor