Nokia cierra una fábrica alemana y deja sin trabajo a 2.300 empleados

Movilidad

La fábrica se encuentra en Bochum, al oeste de Alemania, y la compañía dice que va a recolocarla en Rumanía, donde los costes de producción son más bajos.

Dentro de Europa, Nokia tiene fábricas en Finlandia, Hungría y Gran Bretaña. Ahora planea abrir una en Rumanía, con una inversión programada de 60 millones de euros. Como señaló un analista del eQ Bank en Helsinki, “Alemania no ofrece eficiencia de costes y por eso Nokia se ha visto obligada a recolocar la producción”.

Nokia ha dicho que la planta de Bochum, dedicada a la fabricación de dispositivos móviles, no es suficientemente competitiva, ni siquiera con una inyección de dinero. Por eso la compañía ha anunciado que las actividades no productivas serán cerradas y la parte en la que se producen equipos para automóviles, vendida.

Nada ha dicho de los 2.300 empleados que se quedan en la calle. Sin embargo, los sindicatos aseguran que la planta funcionaba bien. El mes pasado, la compañía decidió mover también algunas líneas de producción que tenía en Finlandia a Corea del Sur.

vINQulos
Herald Tribune

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor