Nokia deja Alemania y se traslada a Rumanía

EmpresasOperadoresRedes

La empresa finlandesa suprime 2.300 puestos de trabajo en la ciudad de Biochum debido a que “los costes de producción y salariales son elevados”.

Nokia ha anunciado que en los próximos seis meses cerrará la fábrica alemana que tiene situada en Bochum, situada al oeste del país, lo que podría suponer la supresión de 2.300 puestos de trabajo. La actividad de esta fábrica podría ser trasladada a Rumanía.
El grupo finlandés, a pesar de sus altos ingresos, se ha visto tentado por la deslocalización. Ellos mismos han anunciado en un comunicado que su intención es moverse hacia otros sitios más competitivos en términos de costes. Con esta medida, el fabricante de móviles pretende estar presente en los países emergentes que son quienes promueven el crecimiento de Nokia. El grupo cuenta ya con dos fábricas en China y dos en India.
La producción de Nokia en Europa estará a partir de ahora concentrada en Finlandia, Gran Bretaña, Rumanía y Hungría. Veli Sundbäck, vicepresidente ejecutivo de Nokia y presidente de Nokia GmbH, su filial alemana, ha declarado que “debido a los cambios del mercado y al crecimiento creciente en términos de costes, la producción de teléfonos móviles en Alemania ha dejado de ser pertinente para Nokia”.
Un portavoz del grupo ha añadido que “la principal razón es, sencillamente, que Bochum no es competitivo. Alemania es cara, los costes de producción y los costes salariales son elevados”, lo que, según ellos, produce que a largo plazo no se pueda continuar con la fábrica.
Nokia también ha anunciado su intención de vender su negocio de accesorios para automóvil, cuya sede está en Bochum, a Sasken Technologies.
 
Fuente original.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor