Nokia provoca las iras alemanas

Movilidad

El gigante finlandés de la telefonía móvil anunció la pasada semana sus planes de cerrar una fábrica y dejar a 2.300 personas en el paro para “mudarse” a Rumanía, donde los costes de producción son más bajos. Obviamente, esto ha enfadado – y mucho – a los alemanes.

Estas medidas para reducir costes son muy conocidas en España, pero parece que los alemanes se lo han tomado espeecialmente mal, y la clase política está criticando duramente esta decisión de Nokia, y de hecho están provocando un boicot nacional contra los móviles de esta empresa.

El Ministro de Economía Peer Steinbrueck, del partido de la canciller alemana Angela Merkel , ha atacado duramente a Nokia, pero no ha sido el único. Kurt Beck, máximo dirigente del partido Social Demócrata ha tirado todos los teléfonos de Nokia que había en su casa, y la propia Merkel ha comentado que los consumidores tenían pleno derecho a favorecer a los productos fabricados en Alemania.

Que es más o menos lo que deberíamos hacer aquí cuando ocurre lo mismo, ¿no creéis?

vINQulos

Yahoo! News 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor