Nokia transforma el mercado con la compra de Symbian

OperadoresRedes

A pesar de su preponderancia como sistema operativo para móviles, Symbian se enfrenta al poder de Apple y Google para captar la atención de los desarrolladores.

La pasada semana, Nokia anunciaba una oferta de compra por el 100 por cien de Symbian, la compañía de software especializada en sistemas operativos para dispositivos móviles.

Aunque la firma finlandesa ya contaba con cerca del 48 por ciento de las acciones de Symbian, la adquisición del 52 por ciento restante a cambio de 264 millones de euros le aporta el control necesario para impulsar toda una nueva estrategia.

El resto de compañías con capital en Symbian ya han dado su visto bueno a la operación. Se trata de SonyEricsson (13,1%), Ericsson (15,6%), Panasonic (10,5%) y la alemana Siemens (8,4%). Samsung Electronics (9%) aún no se ha pronunciado, pero Nokia confía en su respaldo.

La operación -que probablemente se cerrará a finales de año- no ha sorprendido al mercado, ya que Nokia desembolsó el pasado en 2007 más de 250 millones de dólares en concepto de licencias por el uso de Symbian.

De esta forma, a partir del próximo año ya no tendrá que pagar la cuota anual por utilizar el sistema operativo en sus terminales. Pero esa no es la única explicación.

Nuevos competidores

Aunque Symbian suministra el software utilizado en el 60 por ciento de los teléfonos móviles a escala mundial, está siendo desafiado por un número de importantes contendientes.

Sus nuevos competidores son fundamentalmente tres: el terminal iPhone de Apple (basado en una interfaz similar a Mac OS), el sistema operativo open-source de LiMo (Linux Mobile) Foundation y Android de Google (mitad Linux y mitad Java), que compiten frente a Symbian, RIM y Windows Mobile.

A pesar de que se trata de nuevos actores en el mercado, tanto Apple como Google -cuyo terminal móvil llegará probablemente a principios de 2009- han sabido atraer la atención de los desarrolladores.

Y es que debido a la gran estandarización de los componentes hardware para teléfonos móviles -chips, pantallas, memorias y componentes- lo que realmente marca la diferencia a la hora de adquirir un teléfono móvil es su sistema operativo y las aplicaciones.

Por esta razón, nada más hacerse con el control de Symbian, Nokia anunciaba la apertura de la firma, que estará disponible sin coste alguno de licencia para fabricantes y desarrolladores.

Máxima apertura
 
Para ello, se ha creado el grupo Symbian Foundation, en el que participan inicialmente Nokia, Sony Ericsson, Motorola, NTT DoCoMo, AT&T, LG Electronics, Samsung Electronics, STMicroelectronics, Texas Instruments y Vodafone.

Abierto a cualquiera, todos los miembros tendrán acceso al sistema operativo Symbian bajo una licencia libre de royalties, aunque cada uno colaborará con una cuota anual de 1.500 dólares y previamente debe configurarse una plataforma común de desarrollo.

Ésta resultará de la combinación de las diferentes interfaces de software sobre las que actualmente se diseñan los principales modelos Symbian en el mercado: S60 de Nokia; UIQ de Motorola y MOAP de DoCoMo.

Para competir frente a los sistemas operativos tradicionales -Linux, Windows Mobile, Blackberry- y los nuevos actores -Google Android, Apple iPhone y LiMo- Symbian Foundation convertirá en código fuente abierto parte del sistema, comenzando en 2009.

El resto del código y el nuevo sistema unificado estará disponible en los dos próximos años bajo el modelo Eclipse, una licencia open source de uso libre tanto para los profesionales como para cualquier entusiasta del sistema.

Esto impulsará el mayor interés de operadoras, fabricantes de chips y sobre todo el de los desarrolladores, ganando en estabilidad al ofrecer una plataforma común basada en una misma interfaz.

Las cifras de Symbian

 
Symbian pretende así ampliar todavía más su ya extensa popularidad. Creado en 1998 por Ericcson, Motoroloa, Nokia y Psion, el sistema corre en más de 206 millones de teléfonos móviles.

Paralelamente, existen 9.300 aplicaciones desarrolladas para el sistema operativo, que equipan cerca de 250 modelos de terminales diferentes comercializados por las principales operadoras en todo el mundo.

Por su parte, Nokia es el primer vendedor mundial de terminales móviles -con una cuota del 40 por ciento en móviles y del 67 por ciento en smart phones- y a pesar de dominar el mercado en EMEA y Asia-Pacífico, el continente americano es uno de sus mayores retos.

No es para menos, pues el segmento de telefonía móvil constituye el plato fuerte del mercado de electrónica de consumo, con más de 3.200 millones de usuarios en 2007 y que superará los 3.500 millones a finales del presente año.

También está previsto que se comercialicen 500 millones de smart phones entre 2008 y 2009, superando los 1.000 millones de unidades en 2010-11; esto representaría el 20 por ciento de todos los dispositivos móviles disponibles en el mercado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor