Nortel: “El Gobierno canadiense no nos apoyó”

Empresas

Un directivo del fabricante de equipos de telecomunicaciones aseguró que las autoridades se negaron a ayudar a la empresa antes del proceso de quiebra.

El jefe de Estrategia de Nortel, George Riedel, compareció ante el Comité de Industria, Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Comunes y acusó al Gobierno canadiense de no apoyar a la empresa para evitar el proceso de bancarrota.

El ejecutivo mencionó que Nortel mantuvo cerca de una docena de reuniones con el gobierno federal para solicitar ayuda financiera y encarar diversos planes de reestructuración. De acuerdo a Riedel, el Gobierno consideraba que la industria “no estaba en riesgo” y rechazó las propuestas.

“Al final, el Gobierno decidió no ofrecer ningún apoyo antes de la bancarrota”, se lamentó el directivo en declaraciones recogidas por Reuters. El proceso de quiebra, de esta forma, comenzó finalmente el pasado mes de enero.

Riedel y otros representantes de Nortel se presentaron ante el comité parlamentario para informar a los legisladores sobre los planes de venta de sus activos móviles a la sueca Ericsson por 1.130 millones de dólares. Esta operación ha sido criticada por Research in Motion (RIM), que asegura que Nortel le ha impedido pujar por los activos.

El co-consejero delegado de RIM, Mike Lazaridis, destacó que el Gobierno debe “examinar a fondo con todos los recursos a su alcance” el destino de los activos de Nortel. Lazaridis aprovechó para recordar que RIM también es una empresa canadiense, al señalar que un acuerdo entre el fabricante de equipos de telecomunicaciones y una compañía extranjera no resultaría beneficioso para los intereses del país.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor