Nortel Networks debe pagar a sus acreedores 7.000 millones de dólares para cerrar su quiebra

EmpresasMercados Financieros

Ocho años después de la presentación de su bancarrota se le exige a la compañía pagar finalmente a sus acreedores.

Los tribunales de quiebras en EEUU y Canadá han ordenado finalmente a Nortel Networks pagar más de 7.000 millones de dólares a sus acreedores, ocho años después de declararse inicialmente en quiebra.

Los acreedores de Nortel van desde empresas globales hasta agencias gubernamentales, fondos de inversión e inversores individuales en Canadá, EEUU y Reino Unido.

El juez Kevin Gross del Tribunal de Quiebras de EEUU en el Distrito de Delaware y el juez Frank Newbould del Tribunal Superior de Justicia de Toronto han aprobado un plan por el que el fabricante de equipos de telecomunicaciones pagará, tal y como recoge Reuters. Este ha sido el sexto caso de quiebra más largo de la historia.

Nortel se declaró en bancarrota en enero de 2009, pero no pudo reestructurar ni continuar su negocio a partir de ahí.

La compañía procedió a vender sus unidades de negocio a lo largo de 2009. Ericsson compró sus activos CDMA y LTE por 1.130 millones de dólares; Avaya – que presentó su quiebra la semana pasada – compró su negocio de soluciones empresariales por 900 millones de dólares; Ericsson y Kapsch compraron su división GSM por 103 millones de dólares; Hitachi adquirió sus activos de Next Generation Packet Core; y Ciena compró la división de redes Ethernet por 769 millones de dólares.

Mediante su liquidación Nortel recaudó un total de 7.300 millones de dólares que han estado reclamando los acreedores a través de distintas batallas judiciales en EEUU y Canadá.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor