Nortel, en bancarrota

Empresas

Ampliado 16.36 H. .La compañía acaba de acogerse a la protección de ley estadounidense que regula a las firmas en quiebra.

Tras desmentidos y anuncios positivos (las últimas informaciones señalaban que la firma estaba “bien”), finalmente Nortel ha sucumbido frente a los agoreros que pronosticaban el futuro más negro para la compañía. La fabricante acaba de acogerse al artículo 11 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos: está, por tanto, en quiebra técnica.
La empresa también se acogerá al mismo mecanismo en Canadá, donde está su sede central, y en sus filiales europeas. “Se espera que algunas de las subsidiarias de la compañía en EMEA realicen ordenanzas consecuentes en Europa”, explican en un comunicado a los medios.
La compañía ha tomado esta drástica decisión por acuerdo de su junta directiva, acuciados, según explica a Reuters un analista, por unos resultados que podían ser especialmente malos tanto en el Q1 del 2009 como en el último trimestre del 2008. “Aunque tengan efectivo a corto plazo, incluso las perspectivas a medio plazo no son suficientes para hacer la compañía viable como negocio activo”, añade.
Optimismo compañía
Nortel no se muestra, aún así, tan pesimista. La firma enmarca la declaración de bancarrota en el marco de su campaña de reestructuración financiera y de mejora de negocio. La empresa inició en 2005, como recuerdan en su nota de prensa, una estrategia de reorganización del negocio, que la crisis financiera actual está impidiendo avanzar. “Está tomando la acción ahora, para preservar su liquidez y financiar operaciones durante el período de reestructuración”.
“Confío que estas acciones que anunciamos hoy sean las más rápidas, las más efectivas” para transladar su experiencia y know-how hacia “un éxito a largo plazo”, como confirma el presidente y CEO de la firma, Mike Zafirovski.
“A la luz de la situación económica adversa, se cree que este paso será el mejor para los intereses a largo plazo de Nortel y de sus accionistas”, apuntan fuentes de la firma. De hecho, confían en salir de esta crisis como una compañía mucho más sólida y competitiva.
Por el momento, la compañía asegura que mantendrá sin interrupción su actividad diaria. Las filiales en Asia, el Caribe y Latinoamérica y su asociada Nortel Government Solutions business se mantendrán al margen, por otra parte, de este proceso.
Nortel España
Por el momento, se desconoce como afectará la medida de forma específica a la filial española. Nortel cuenta con una trayectoria de más de 18 años en este mercado, colaborando con algunas de las principales empresas del país.
Desde la compañía se abstienen de hacer declaraciones ya que, como recuerdan a Silicon News, en este tipo de situaciones deben remitirse a la información facilitada por la central.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor