Nortel rompe con Alvarion mientras se recupera de la crisis

EmpresasOperadoresRedes

La compañía se está volcando en aquellas áreas en las que pueden conseguir “el máximo retorno de la inversión”.

La crisis está obligando a Nortel a tomar decisiones difíciles. La compañía, que acaba de acogerse a la Ley de Bancarrota estadounidense, equivalente al concurso de acreedores español, acaba de anunciar que romperá su colaboración con Alvarion en materia de comunicaciones WiMAX, para centrarse en aquellas áreas en las que consigue “el máximo retorno de la inversión”.
La canadiense asegura que esta decisión “no tendrá ningún impacto en otras soluciones de Nortel” y que le permitirá centrarse en aquellas que son a largo plazo más competitivas.
“Nuestro éxito continuado en el negocio wireless nos requiere que centremos y focalicemos nuestra energía en las las oportunidades con consumidores de hace tiempo”, explica el presidente de redes portadoras de Nortel, Richard Lowe, en un comunicado a los medios.
De este modo, esperan que la compañía se centre en aquellos segmentos que ayudarán al “resurgir futuro” de este segmento.
Nortel intenta, por tanto, asegurar que apuesta únicamente a caballos ganadores, en el marco del desarrollo de una estrategia que permita a la canadiense salir del pozo en el que se haya sumida.
Reacción Alvarion
Desde Alvarion, han confirmado la recepción de la notificación en la que Nortel avanza “su decisión de repudiar” el acuerdo. La compañía está estudiando aún el impacto que esta decisión tendrá en sus resultados y en su día a día empresarial.
“Estamos obviamente desilusionados con la dirección que esto ha tomado”, apunta en un comunicado el presidente y CEO de Alvarion, Tzvika Friedman, “sin embargo, la posición en la industria de Alvarion no ha sido nunca tan fuerte”.
La ruptura del contrato le costará a Alvarion 2.400 millones de dólares (poco más de 1.800 millones de euros), que es la cifra de ingresos asociados a la venta de productos a Nortel en el Q4 que la compañía había previsto.
Aún así, Nortel tendrá que abonar ciertas cantidades a Alvarion, ya que como recuerda la fabricante israelí deben pagar “por allgunas investigaciones y desarrollo de servicios a lo largo del Q4”. La firma no es optimista ante estos pagos, de todos modos, ya que los ve “inciertos y sujetos a los procedimientos de la protección de acreedores”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor