“Nos estamos convirtiendo en la agenda de nuestros usuarios”

Empresas

Jordi Torrent, PR manager de LetsBonus, explica la clave para que los comercios se beneficien de la compra colectiva: hay que fidelizar al cliente que llega con el bono de oferta.

Especial desde IFEMA

¿Deben enfrentarse las empresas de compra colectiva a un mercado demasiado saturado? ¿Están los consumidores ya tan maduros con respecto a la compra social que hay que ofrecerles otro tipo de producto? ¿O han los propios consumidores empujado a estos sites hacia un modelo más cualitativo?

Ninguna de estas preguntas tuvieron respuesta ni fueron enunciadas en la participación de Jordi Torrent, PR manager de LetsBonus, en el foro de Marketing, ventas y comunicación que se está celebrando en SIMO Network, aunque su intervención si pudo generarlas.Torrent arrancó explicando qué son las compras colectivas: muchos usuarios que se unen para comprar un producto específico y que así les sale al mejor precio.

Las redes sociales han posibilitado el boom de los negocios que ofrecen soluciones a este mercado. Y en la lucha para hacerse con un hueco en el segmento (o asegurar mantener buenas posiciones) hay que ofrecer algo distinto.

“Nos estamos distanciando de ese concepto (el de únicamente ventas sociales) y nos estamos convirtiendo en la agenda de nuestros usuarios”, ha señalado Torrent, que ha explicado que ahora los consumidores ya no tienen el riesgo de no alcanzar el mínimo de compradores para hacerse con un producto. “El 100% de nuestros planes siguen adelante”, explica, porque todos consiguen el mínimo de tickets en venta.

LetsBonus apuesta por productos premium, ha señalado, y de ahí, defendió, la clave de su éxito. Sus compradores tipo son mujeres (un 70%), de entre 25 y 45 años, con poder adquisitivo medio / medio-alto, activas, urbanitas y que buscan los mejores productos de su categoría.

Un caramelo, al final, para las empresas, para las que el reto es saber rentabilizarlo.

¿Ventajas para negocios?

Torrent ha defendido que LetsBonus es “una plataforma de publicidad” innovadora que permite alcanzar una gran masa de usuarios mediante “una campaña de publicidad sin costes fijos”.

Los comerciantes tienen que realizar acciones para captar a esos clientes y rentabilizar las que en un principio podrían ser pérdidas al vender con descuento. “Les traemos una nueva oleada al comercio y ellos deben realizar acciones de fidelización con esos clientes”, señalaba Torrent, poniendo como ejemplo unos baños árabes sevillanos, que utilizan la compra colectiva para dar a conocer sus nuevos productos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor