Nueva familia de dispositivos vestibles: MICA, el brazalete inteligente de Intel

InnovaciónWearables

La etiqueta “inteligente” parece haber llegado para quedarse en cada vez más familias de dispositivos. El primero fue el móvil, que pasó a recibir el prefijo “smart” quedando como “smartphone” en la nomenclatura en inglés aunque en español seguimos llamándolo móvil. Después han llegado los relojes inteligentes, las gafas inteligentes, las pulseras inteligentes… y ahora otra nueva categoría, heredera quizá de esta última que hemos mencionado pero con unas connotaciones de accesorio de lujo que se identifican plenamente con el término en inglés que engloba todos estos nuevos objetos: wearables, traducible por “vestibles”. Acaba de presentarse uno de estos accesorios inteligentes que cuenta con Intel en la parte inteligente.

La firma Open Ceremony se ha aliado con Intel para dar como fruto de tal unión a MICA, iniciales de My Intelligent Communication Accesory (Mi Accesorio Inteligente de Comunicación). Un brazalete que trasciende lo que suelen ofrecer las pulseras inteligentes en cuanto aspecto debido en primer lugar a su mayor tamaño pero especialmente a su lujoso aspecto, pero parece ser que en el terreno de las prestaciones también supera tanto a las pulseras inteligentes (mayoritariamente empleadas para monitorización de actividad deportiva) e incluso a la gran mayoría de los relojes inteligentes puesto que a diferencia de muchos smartwacth que se enlazan mediante Bluetooth con el smartphone del usuario MICA contaría con su propia conexión independiente a la red 3G, por lo que debería incluso llevar aparejado su propia SIM y su propia línea móvil, al menos de datos, todavía no sabemos si también de voz.

Y es que hay algunas funciones de MICA que aún no se han especificado, de hecho ni sus componentes, ni su precio ni la totalidad de sus funciones más allá de que que se define por parte del vicepresidente de Intel como “un accesorio de comunicación especialmente orientado a la mujer” con la idea de evitarle que tenga que sacar el móvil del bolso para recibir notificaciones (calendario, mensajería, llamadas) probablemente añadiendo una vibración al aviso cuyo contenido podrá visualizarse en una pantalla.

Lo que sí queda totalmente descartado es todo lo relacionado con la monitorización de actividades física y/o deportiva y desde Intel se insiste en que se trata de “una pieza de joyería con funciones de comunicación”. En concreto cuenta con su propio módulo 3G con lo que no necesitará enlazarse con un smartphone.

MICA

En cuanto a la pantalla, se incluye una pantalla táctil de 1,6 pulgadas en cristal de zafiro (lo que resulta de gran protección frente a arañazos y pequeños golpes) en la parte inferior. El brazalete, con un diseño más propio de una hoya que de una pieza de tecnología, podrá adquirirse en dos versiones: una con piel de serpiente de color negro con perlas y lapislázuli de China y otra con pie de serpiente de color blanco con una joya de ojo de tigre de Sudáfrica y una obsidiana de Rusia.

Todo esto hace que aunque tampoco se ha especificado el precio que podría alcanzar este varíe entre $500 y $1.000.

vINQulo

FastCo

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor