Nueva y polémica ley para los fabricantes de móviles de San Francisco

OperadoresRedes

Las autoridades quieren que los terminales incluyan avisos con los niveles de radiación para alertar sobre los problemas de salud derivados de su uso.

En San Francisco se ha reabierto el debate sobre la posible relación entre el uso continuado del teléfono móvil y la aparición de problemas de salud, tales como tumores cerebrales. La norma de etiquetado de terminales, que hace una semana pasaba su primer filtro, ha pasado ahora el segundo.

El alcalde de esta ciudad, Gavin Newsom, ha propuesto a su Junta de Supervisores una ley por la que se obligaría a los fabricantes de teléfonos móviles a incluir en los terminales toda la información relativa a la tasa de absorción específica (SAR), es decir, a los niveles de radiación.

Según ha señalado Tony Newsom, portavoz del gobierno de la ciudad, “ésta es una medida muy razonable y muy modesta que proporcionará una mayor transparencia e información a los consumidores en un área de interés o preocupación”, según informa AP.

Por su parte, la industria de la telefonía ya ha mostrado su rechazo a esta propuesta, amparándose en un estudio de la ONU que no encontró ningún vínculo claro entre el uso del teléfono móvil y el riesgo de desarrollar tumores cerebrales. 

En este sentido, según el portavoz del grupo de comercio CTIA-The Wireless Association, John Walls, esta ley responde a una “preocupación infundada” y “podría confundir y engañar a consumidor”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor