Nueva patente de Microsoft para respetar los códigos de conducta

Movilidad

Microsoft quiere hacer de la tecnología una herramienta educada y fina. Así que no nos sorprendería ver dentro de poco, móviles que se ponen en modo “silencio” cuando el dueño entra en una biblioteca o MP3s que no funcionan en las iglesias.

La patente dice así: “Este invento incluye métodos y tecnologías para definir y administrar políticas de buena conducta con los dispositivos, propagarlas, recibirlas, reconocerlas y respetarlas. Tales políticas pueden ser utilizadas para la comunicación entre móviles u otros dispositivos en los que sea necesario respetar las “formas”. Es similar a otras normas de etiqueta social establecidas entre las personas, como las zonas libres de humos, zonas restringidas a empleados, “no bañarse”, “no utilizar el flash”, y escenarios como “por favor, lávese las manos” o “no hable en voz alta”. Los dispositivos deben reconocer y cumplir con una serie de normas de conducta similares”.

A este código de conducta lo ha llamado DMP, y tal y como la compañía lo ve, va dirigido a procurar “algo de seguridad y privacidad en los móviles, evitando comportamientos que afectan tanto a la buena educación como a la seguridad y la privacidad”.

Los dispositivos DMP podrán recibir y generar “órdenes” DMP que a su vez les fueron dadas por un dispositivo emisor autorizado. Según la patente, estos emisores serían de corto alcance y con restricciones físicas. Un cineplex, por ejemplo, podría utilizar el DMP para capar automáticamente todos los móviles y ponerlos en modo “vibración” mientras se está dentro del cine. Se podría hacer algo parecido en los museos, para que las cámaras no pudieran hacer fotografías, etc.

Evidentemente, existen muchos problemas de interoperabilidad, en lo tecnológico, y de derechos personales, en el aspecto ético, que deben superarse antes de que la patente se materialice.

vINQulos
Ars Technica

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor