Nueva York y Minnesota quieren formatos de documentos abiertos

Software
0 0 7 comentarios

Los estados de Nueva York y Minnesota han llegado al final de las deliberaciones sobre estándares de documentos, apostando porque los archivos y registros se guarden en un formato abierto. Sin embargo no se han mojado en la actual pelea entre ODF y OOXML.

“El Estado debe comprar la tecnología que permita la transparencia, porque la política del Estado es garantizar el acceso a su registros electrónicos de manera abierta e interoperable”.

“Ya es hora que el gobierno tome el control de sus registros electrónicos. Deben ser preservados para las generaciones futuras, por lo que no deberían depender de los intereses comerciales de cualquier compañía de software”, dice el jefe de información del estado de Nueva York en su informe.

El informe de Nueva York se niega a respaldar el formato de Microsoft OOXML pero tampoco apuesta por ODF. En su lugar propone que estos formatos sean unidos bajo supervisión de la ISO con financiación oficial para su desarrollo.

Además propone que esta idea sea remitida y concertada con todos los jefes de tecnología de los gobiernos estatales, para coordinar políticas de fomento a formatos de documentos más abiertos. Algo impensable hasta hace muy poco, en un país dominado por los intereses comerciales de las suite ofimáticas de Microsoft.

vINQulos
The Inquirer UK
Slashdot

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor